7 consejos para optimizar las fotos de una página web

Las imágenes son fundamentales en nuestra página web, ayudan a “vestirla” y captan la atención de nuestros visitantes. Una fotografía puede ser el detonante para que un usuario compre nuestro producto, pero puede también causar el efecto contrario.

Aunque hoy en día las velocidades de conexión a Internet son cada vez más rápidas, hay que tener en cuenta el peso de nuestras imágenes, por lo que conviene optimizarlas y ajustar bien su tamaño/calidad, una tarea para la que te resultarán útiles estas siete recomendaciones.

Existen multitud de formatos gráficos para páginas web, pero en este artículo vamos a centrarnos en la optimización de imágenes en formato JPG, uno de los más extendidos en desarrollo web. Estas son nuestras recomendaciones:

  1. Ajustar la calidad del formato JPG 
    El tamaño se disminuye ajustando la calidad de la imagen y, en muchas ocasiones, no implica una pérdida apreciable a simple vista. A menor calidad, mayor compresión, por lo que la imagen ocupará menos. Todo esto lo podremos hacer con cualquier programa de edición de fotografía.
  2. Partir siempre del archivo original
    El formato JPG es un archivo gráfico con pérdida, lo que significa que cada vez que guardamos estamos perdiendo calidad respecto al original. Así que, si queremos volver a editar una imagen, es aconsejable utilizar el archivo original y no el que ya hemos guardado anteriormente.
  3. Ajustar el tamaño de la imagen
    La altura, la anchura e incluso los puntos por pulgada (ppp o dpi, como se conocen generalmente) de la imagen son factores que afectan al tamaño del archivo, por lo que debemos tener en cuenta que en ocasiones es más ventajoso presentar una imagen a menor tamaño que bajar su calidad.
  4. Si hemos reducido la imagen, deberíamos de enfocarla
    Si tu editor de imágenes soporta este filtro, hará que los elementos queden más destacados y vistosos. No obstante, te aconsejamos no abusar en exceso de ello, porque también produce ruido en la imagen y ocupa más.
  5. Crear thumbnails o miniaturas de las imágenes
    En ocasiones, puede resultar aconsejable no utilizar imágenes a gran tamaño. Por eso, es mejor mostrar miniaturas y que el usuario decida si desea verlas ampliadas o no. Esto hará que la página cargue antes y reducirá la transferencia de datos.
  6. Recortar el área o lienzo que nos interesa de una imagen
    Con nuestro programa de retoque gráfico podremos recortar solo la parte de la imagen que nos interesa y descartar el resto. No solo ahorraremos espacio, ¡también mostraremos lo que realmente queremos destacar de ella!
  7. Utilizar algún programa de optimización de imágenes adicional
    Más allá del conocido Photoshop, existen multitud de programas que podemos utilizar para tareas de optimización de imágenes y que están especializados para obtener mejores resultados que los que ofrecen programas de edición gráfica de propósito general. Algunos ejemplos de estos programas son Rea Compresor,  Advanced JPG compressorPNG OptimizerTrimage image compressor y JPEG and PNG Stripper.

Si eres cliente de Arsys, tienes condiciones especiales en la contratación de imágenes en Fotolia, como puedes ver en nuestras ofertas para clientes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *