¿Qué veremos en diseño y maquetación web en 2018?


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Tal y como hicimos la semana pasada con las tendencias de 2018 en Desarrollo Web,  nos centramos ahora en las principales novedades que se esperan en diseño y la maquetación web durante este año. Su evolución constante nos llevará a centrarnos en las landing pages en vez de aglutinar todo el contenido en nuestra página principal y a optar por un diseño modular, en el que conviene ir aparcando el tradicional menú horizontal y el tan manido menú hamburguesa si queremos estar a la última en interfaces. Analizamos cómo va a cambiar todo en cuanto a  diseño, maquetación, color y forma, tipografías, imágenes, videos y efectos  en los próximos meses.

Maquetación

El denominado diseño esqueleto se ha impuesto y nos encontraremos más páginas donde el contenido va cargando progresivamente mientras el usuario realiza scroll, adornándolo además con efectos dinámicos que capten la atención del usuario. También veremos, y como ya adelantamos cuanto repasamos las tendencias en Desarrollo Web, más Progressive Web Apps (PWA), que están destinadas  a ser el futuro más inmediato de la web: permiten almacenamiento local por lo que no requieren conexión, son rápidas en cualquier navegador y dispositivo y pueden enviar notificaciones push al usuario. También veremos más sites  basados en diseños modulares, en los que las páginas  se componen uniendo módulos totalmente independientes, que se adaptan a las dimensiones de los diferentes dispositivos y facilitan la personalización y evolución de los diseños, nuevamente marcadas por el Material Design heredado de los móviles y la homogeneización de las visualizaciones.

De los móviles también procedían los menús estilo hamburguesa,  tan extendidos en 2017 y que caerán en desuso progresivamente. Curiosamente, tampoco será descabellado que vayamos viendo menús pegados a la parte inferior de la pantalla. Esto nos parecerá extraño a primera vista, pero se debe a motivos de usabilidad, ya que esta ubicación  está pensada para los dispositivos móviles y al habitual gesto de utilizar el pulgar en en esta parte de la pantalla en los teléfonos.

Formas y colores

Seguirán conviviendo dos técnicas claras y en ocasiones contrapuestas: el Flat Design, un diseño plano que surge de la necesidad a la adaptación del diseño responsive y que también comparte muchos aspectos del Material Design, y el Skeumorfismo, las evoluciones de diseño que mantienen detalles de objetos originales para hacerlo más cercanos al usuario. Y se seguirán llevando diseños limpios y personalizados, con fondos blancos para destacar los elementos que queremos resaltar,  pero en los que veremos también un mayor uso de colores fuertes y vivos, con degradados y biocromatismos. Adiós a los grises y a las gamas monocromáticas. Sin duda, los veteranos del lugar sonreirán cuando volvamos a ver esas técnicas que aúnan dos colores en forma de degradado para los fondos.

Tipografías

Para aumentar el impacto entre los usuarios, este 2018 veremos tipografías de gran tamaño y más bien gruesas en los textos.  Las preferidas seguirán siendo las tipografías circulares, estilo Sans Serif, y tendremos que seguir de cerca una tipo que veremos mucho:  la Google Noto, creada por Google, gratuita y que, gracias a sus 110.000 caracteres, puede ser visualizada correctamente en 800 idiomas. En el lado opuesto, y como se mantendrá el valor añadido de “lo hecho a mano”, para  los diseños más personalizados que buscan transmitir cierta exclusividad cobrarán fuerza las tipografías manuscritas.

Iconos, vídeos y FX

En cuanto a los iconos, son recursos gráficos que continuarán respirando del Flat Design y de la inspiración en los dispositivos móviles, ya que no sólo son fácilmente interpretables por los  usuarios, sino que pesan poco y si están en formatos vectoriales se adaptan perfectamente a las resoluciones de los diferentes dispositivos, además de tener posibilidades dinámicas e interactivas cuando optamos por lo elementos SVG de los que hablamos en Ventajas de utilizar SVG en nuestros desarrollos web .

En la visualización de vídeos, veremos más comúnmente los vídeos como fondo gracias a que  el formato WebM ha limado algunos sus tradicionales problemas de carga. Igualmente comenzaremos a ver un mayor uso de vídeos e imágenes de todo tipo a pantalla completa para captar la atención del usuario de forma completa y en sólo un vistazo.  También nos tendremos que ir acostumbrando a ver en las páginas web los denominados cinemagraphs, que fusionan imagen estática y vídeo en movimiento en bucle, convirtiéndose en un nuevo recurso audiovisual para muchos sites.

Como desarrollo y  diseño son disciplinas que van de la mano en cualquier proyecto web, te recomendamos consultar también nuestro  reciente artículo en el que repasamos las tendencias de 2018 en Desarrollo Web.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *