Tecnologías VMware relacionadas con la hiperconvergencia

Una infraestructura hiperconvergente (HCI) es un sistema que reúne todos los elementos de un centro de datos tradicional en una misma plataforma: almacenamiento, cómputo, recursos informáticos, red y gestión. Se trata de un sistema unificado y definido por software.

Es la alternativa software al costoso hardware pensado para tareas tan específicas como las que se llevan a cabo en el centro de datos. Mediante HCI estamos reduciendo enormemente la complejidad de los centros de datos, además de potenciar su escalabilidad y flexibilidad en el sentido más amplio. Además, con una HCI podemos hacer otras muchas cosas, como, por ejemplo:

  • Diseñar un Cloud Privado con menor coste, más control y mayor seguridad.
  • Extender el entorno a la Nube Pública.
  • Implementar la Nube Híbrida.

Con una infraestructura de este tipo se consigue una mayor eficiencia de los equipos IT al eliminar los procesos manuales, así como la necesidad de contar con un equipo humano experto. De manera unificada, un único equipo de IT puede supervisar, gestionar, y escalar los recursos.

En sus inicios, HCI constituía una solución para aquellas empresas que, aun queriendo disponer de sus propias infraestructuras on-premise, buscaban las ventajas del Cloud Público en cuanto a escalabilidad y pago por uso. Hoy en día, HCI está sufriendo una profunda transformación por su aplicación en modelos de servicio por parte de los proveedores Cloud. Entre ellos los Cloud Privados de nueva generación donde, además de escalabilidad, pago por uso y exclusividad de recursos, incorporan los conceptos de Cloud Híbrida (conectados a los on-premise del cliente) y MultiCloud (en convivencia armónica de diferentes proveedores en un mismo cliente).

Principales herramientas VMware para HCI

VMware constituye un referente tanto en tecnologías HCI como en los actuales entornos empresariales on-premise y constituye, por consiguiente, uno de los mejores puentes entre los servicios HCI (como los Cloud Privados de nueva generación) en Cloud y en on-premise. Las principales tecnologías de VMware para HCI son:

  • VMware vSphere. Es la suite pionera de virtualización de VMware. En sus inicios, en 2009, constituía una plataforma de virtualización de cómputo, pero hoy en día es el referente y corazón de VMware en virtualización de Centros de Datos y Cloud y una pieza esencial en su estrategia de hiperconvergencia, Cloud Híbrida y Multicloud.
  • VMware vSAN. Es un software de virtualización del almacenamiento de nivel empresarial que, combinado con vSphere, permite gestionar los recursos informáticos y el almacenamiento desde una plataforma única. vSAN reduce la complejidad y los costes asociados al almacenamiento tradicional y facilita la adopción de la infraestructura hiperconvergente y la nube híbrida.
  • VMware NSX-T. Se trata de una solución de virtualización de red que permite construir redes definidas por software de centros de datos virtualizados y proporciona la posibilidad de gestionar toda la red como una única entidad desde un solo panel de control.

Existen además otras herramientas de VMware para HCI en auge como son:

VMware vRealize

Es una fantástica herramienta de administración y monitorización a medida para los centros de datos y la nube híbrida, diseñada para administrar la infraestructura y las aplicaciones. Proporciona la pila de administración más completa para nubes privadas y públicas, varios hipervisores y la infraestructura física. Facilita la solución de problemas de la Nube híbrida gracias al análisis predictivo de datos estructurados y no estructurados en conexión con un amplio ecosistema de aplicaciones e infraestructuras.

VMware HCX

Es una plataforma diseñada para simplificar la migración de aplicaciones, el reequilibrio de las cargas de trabajo y la continuidad del negocio en centros de datos y Cloud. Proporciona una interconexión híbrida para permitir la migración y la movilidad de las aplicaciones dentro de, o entre, centros de datos, cloud privados y públicos con sencillez, de manera segura y totalmente escalable. Esta solución se diseñó para los siguientes casos de uso típicos:

  • Migración de aplicaciones sin necesidad de reiniciar ni de sufrir períodos de inactividad.
  • Migración a una versión más actualizada.
  • Equilibrar las cargas de trabajo.
  • Continuidad del negocio y protección de las cargas de trabajo esenciales según las necesidades sin necesidad de reconfigurar las direcciones IP.