¿Qué tener en cuenta al desplegar una solución DaaS?

Las soluciones de Escritorio como Servicio (DaaS) permiten a los usuarios disponer de recursos informáticos (software y datos) sin que sea necesario que estén presentes físicamente en el dispositivo que están utilizando. Los DaaS llevan bastante tiempo entre nosotros, pero antes de plantearse el despliegue de este tipo de solución, conviene fijarse en una serie de cuestiones de importancia.

Gracias a este servicio en la Nube, una organización puede ofrecer a sus empleados entornos seguros y aislados, así como un gran número de ventajas adicionales como una mayor productividad, la posibilidad de crear puestos remotos en cuestión de minutos o fomentar el teletrabajo.

Conocer a los usuarios

Es importante que los usuarios estén cómodos con la solución DaaS, por lo tanto, dicha solución ha de ser capaz de cubrir sus necesidades con solvencia. Para el usuario no es relevante si la solución consigue ahorrar costes de hardware y operativos, sino que lo que realmente es decisivo es comprobar si pueden trabajar de manera fluida, sin notar diferencia con una solución de escritorio. Por tanto, es crucial diseñar la solución teniendo en cuenta, siempre, a los usuarios.

Escoger la infraestructura adecuada

La infraestructura es la columna vertebral de la implementación DaaS. Como es lógico, la primera elección es la del proveedor, con experiencia y capacidad para dar el servicio adecuado a nuestras necesidades. Por otro lado, hemos de plantearnos preguntas importantes, sobre todo acerca de las necesidades técnicas (capacidad de computación que se necesita, implicaciones de seguridad…). Hacerse las preguntas adecuadas nos llevará a elegir la infraestructura que mejor se adapte a nuestras necesidades particulares.

Seleccionar el protocolo de display adecuado

Un protocolo de pantalla remota es un conjunto especial de reglas de transferencia de datos que hace posible que un escritorio alojado en un lugar se muestre en la pantalla de un cliente en otra ubicación. Es algo de importancia central en DaaS y, por lo tanto, hay que elegirlo muy bien.

Un protocolo de display bien elegido para cumplir con las expectativas de rendimiento de los usuarios puede ser la diferencia entre la aceptación y el malestar porque no se puede trabajar con fluidez.

Elegir la opción más a medida

Suele existir una dicotomía muy concreta a la hora de elegir un servicio, y ésta tiene que ver con la flexibilidad a la hora de configurar la solución. Como nos podemos imaginar, es más conveniente cuanta más flexibilidad y, por tanto, cuanto más a medida podamos configurarla.

Sacar el máximo partido a la Nube Pública

Utilizar la Nube Pública puede ponernos nerviosos, sobre todo si trabajamos con datos sensibles, pero existen mecanismos para garantizar no solo la privacidad y la seguridad de los datos, sino para controlar los costes de cómputo. Con una combinación de infraestructura privada y pública o una Red Privada Virtual es posible construir una solución adecuada y con un nivel de seguridad más que suficiente.

Permitir la política BYOD

Bring Your Own Device (trae tu propio dispositivo, o BYOD por su acrónimo en inglés) significa que los empleados pueden utilizar sus propios dispositivos personales (portátiles, tabletas…) en su puesto de trabajo para tener acceso a recursos de la empresa. Es decir, que pueden enviar y recibir correos electrónicos, acceder a bases de datos y archivos en servidores, así como a datos y aplicaciones personales.

A pesar de que esta política puede parecer una fuente de problemas, la realidad es que, hoy, todos los empleados disponen de smartphones y otros dispositivos portátiles personales que utilizan en su puesto de trabajo, y basta con disponer de buenas políticas de seguridad y buenos procesos para mantener la seguridad.

Servicios de directorio y autenticación

¿Qué hacer con todos los datos de autenticación de los empleados? Cuando desplegamos DaaS, ¿debemos crear nuevas credenciales para todos los empleados? Para conseguir extender la red corporativa a la Nube sin necesidad de duplicar directorios existen muchas soluciones del tipo Directory as a Service.

Gestionar los usuarios mediante políticas adecuadas

Es recomendable establecer políticas basadas en las propiedades del servidor de autenticación o en las ubicaciones de los dispositivos del cliente. Además, debemos definir la cantidad de tiempo que se le asigna un escritorio a un usuario para compartir recursos en su organización. La correcta gestión de los usuarios pasa por diseñar unas buenas políticas para cada perfil.