Guía completa sobre expired domains o dominios caducados

En este post vamos a abordar un tema relevante para las personas que quieren crear nuevos proyectos o mejorar el posicionamiento de los sitios web actuales. Se trata de una práctica bastante utilizada que consiste en la compra de dominios caducados para explotarlos a nuestro favor. Veremos por qué e es una oportunidad interesante y cómo realizar la compra de los dominios caducados.

Como ya sabemos, los dominios en Internet son direcciones fáciles de recordar por humanos que nos llevan a un sitio web específico. El registro de los dominios se realiza siempre por un tiempo, motivo por el cual los dominios pueden caducar y convertirse en lo que se conoce como expired domains o dominios caducados. 

¿Qué son los dominios expirados o caducados?

Un dominio caducado es simplemente un registro que no ha sido renovado antes de su fecha de vencimiento, sea por el motivo que sea. Cuando eso ocurre, el dominio deja inmediatamente de apuntar al sitio web que había publicado en él. Sin embargo, durante un tiempo seguirá sin estar disponible para que lo registren otras personas, dado que existe un ciclo de fases antes de que los dominios caducados vuelvan a estar disponibles para el público general.

Es interesante conocer esas fases y saber en cuáles podemos intervenir para hacernos con ese registro de dominio, de modo que podamos usarlo para cualquier tipo de actividad que se nos ocurra.

Razones por las que expiran los dominios

La expiración de un dominio puede ocurrir por diversas situaciones. Vamos a ver algunas de ellas.

Vencimiento de registro sin renovación

Cuando registramos, un dominio lo hacemos siempre por un periodo de tiempo en años. Pasado ese tiempo, es necesario realizar la renovación pagando la correspondiente cuota.

El motivo más común por el cual un dominio puede haberse caducado es que simplemente el tiempo de registro llegó a su fin y el propietario no realizó ninguna acción en especial para renovarlo.

Olvido del propietario o cambio de prioridades

El motivo de fondo por el cual el propietario puede no haberlo renovado puede ser un simple olvido. También puede ocurrir que el propietario hubiera registrado varios dominios para escoger alguno de ellos para un proyecto y simplemente dejó que algunas de las alternativas no usadas acaben venciendo.

Problemas financieros

Aunque un dominio tenga un precio bastante ajustado, el propietario puede pasar por problemas financieros que le hagan incapaz de pagar la cuota de renovación.

Abandono de proyectos o negocios asociados

Si el propietario del dominio ha abandonado el proyecto o el negocio para el que había registrado el dominio, es muy probable que lo deje vencer y por lo tanto, pase a estado expirado.

Cambios en la estrategia de marketing y branding

Al cambiar una estrategia de marketing o branding puede dejar de ser relevante o adecuado el uso de ciertos dominios. En ese caso, es posible que se dejen caducar.

¿Qué sucede cuando un dominio caduca?

Como hemos dicho antes, los dominios caducados no pasan directamente a la disposición del público para volver a registrarse. En cambio, sino que existen algunas fases por las que ese dominio puede pasar.

Independientemente del tipo de dominio, siempre hay una primera fase por la que pasa cuando ha caducado, que consiste en un periodo de gracia. Durante ese tiempo solamente estará disponible para la renovación por parte del propietario original. De este modo, el propietario podrá recuperarlo aunque se le haya vencido por unos días.  

Si el dominio no se renueva durante este periodo de gracia, se sucederán otras fases. La primera de ellas puede ser una subasta en la cual otras personas o empresas pueden ofrecer una cantidad, realizando una puja para hacerse con el control de ese nombre.

Finalmente, si el dominio no interesó a nadie, quedará disponible nuevamente para el registro público.

Cuánto tiempo tarda en liberarse un dominio expirado

No existe un tiempo exacto para la liberación de dominios. Pueden pasar desde unos días a unas semanas, o incluso meses antes de liberarse para el público general. 

El tiempo depende principalmente de la entidad gestora de la terminación del dominio en particular (.com, .net, .org, dominios territoriales como .es o .ar, o las entidades de nuevos dominios con terminaciones menos habituales como .travel, .online o tantas otras). 

¿Por qué comprar un dominio caducado?

Los motivos más frecuentes por los que las personas buscan dominios caducados están relacionados con el SEO (posicionamiento en buscadores). Un dominio caducado puede tener un buen posicionamiento y antigüedad, lo que puede ser ideal para aprovecharse del tráfico que tenía anteriormente. 

Algunas ideas para aprovechar ese dominio caducado podrían ser:

  • Publicar un nuevo proyecto, donde podríamos beneficiarnos de entrada de cierto tráfico. 
  • Usar ese dominio para colocar una landing específica que nos lleve tráfico o mediante la cual se venda un determinado producto.
  • Publicar contenido en ese dominio, obteniendo una relevancia rápida y aprovecharla para publicar enlaces hacia otras páginas que estamos posicionando. 

Cualquiera de estas ideas puede ser especialmente valiosa para proyectos nuevos que buscan establecer una presencia rápida o mejorar la presencia actual de proyectos existentes.

¿Cómo comprar dominios caducados? Pasos para conseguir dominios expirados

Primero tenemos que comenzar buscando dominios expirados en páginas especializadas. Si buscamos en Google algo como expired domains, podemos encontrar fácilmente algunas alternativas como expireddomains.net.

Por supuesto, tendremos que buscar aquellos dominios caducados que sean relevantes para nuesreo nicho o negocio en particular.

Como segundo paso conviene evaluar hasta qué punto el dominio puede tener un buen comportamiento en términos de SEO. Hay factores especialmente interesantes, como la antigüedad del dominio, la cantidad de enlaces que tenga en otras páginas hacia él, etc. Para hacer esta investigación, lo normal sería apoyarse en herramientas habituales dedicadas al SEO como SEMrush, Ahrefs o Majestic.

Por último, podemos adquirir ese dominio si lo estimamos conveniente. Las mismas páginas donde se ofrecen dominios caducados nos indicarán en qué sitios web podemos presentar nuestra oferta por ese dominio, si está en fase de subasta.

También podríamos esperar a que el dominio quede disponible para registro público, en cuyo caso no sería necesario entrar en ninguna puja, sino simplemente pagar por su registro en un sitio web de venta de dominios común.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
Gratis
Consigue tu backup ahora