15 razones para utilizar el SMS en tu empresa

Hace pocos días recordábamos en un artículo que el SMS cumple 15 años, y cómo a lo largo de este tiempo se ha convertido en un canal de comunicación tan importante como la telefonía, la televisión o internet, a pesar de ser el  de existencia más reciente de  todos ellos.

Hoy en día su elevada popularidad no se limita a los usuarios de a pie y a los omnipresentes SMS Premium de descarga de videojuegos y politonos, sino que son cada vez más las empresas que se sirven del mismo y mayor el número de utilidades distintas que se le dan, tanto para comunicaciones internas como a clientes.

Pero, ¿a qué se debe este fulgurante éxito que superó todas las expectativas? ¿qué hace tan especial –por no decir único- este canal de comunicación para las empresas?. Para entender mejor las peculiaridades de este medio describiremos a continuación sus principales características:

  1. Casi la totalidad de la población española es usuaria de telefonía móvil, y la gran mayoría puede leer y redactar SMS, gracias a su sencillez de uso.
  2. La cobertura de la red móvil GSM es mucho mayor que la red de telefonía fija, la postal o cualquier otra. Otras tecnologías móviles como 3G no tienen implantada todavía una red tan extensa.
  3. El teléfono móvil es junto con las llaves y la cartera, una de las pertenencias inseparables del usuario que le acompañan allá donde va.
  4. Es por tanto el canal de comunicación más cercano al usuario.
  5. Es un medio inmediato. La transmisión de un mensaje SMS es cuestión de segundos.
  6. Al contrario que las llamadas telefónicas, es un medio muy poco intrusivo, ya que se almacena en la memoria y el usuario puede elegir el momento en el que lee el SMS.
  7. Si el usuario no tiene cobertura o tiene el teléfono apagado en el momento de realizarse el envío, recibirá el mensaje en el momento en que vuelva a estar operativo. Además, es posible para el remitente obtener la confirmación de entrega del mensaje al usuario. Entre otras cosas, esto permite evaluar la efectividad de una campaña de márketing, o eliminar datos incorrectos.
  8. Multiplataforma. No está ligado exclusivamente a los teléfonos móviles. Ya es posible enviar y recibir SMS desde el ordenador (mediante internet, módems y tarjetas GSM, GPRS o 3G) o teléfonos fijos.
  9. Permite la interacción con máquinas: se pueden predefinir respuestas a SMS’s con un formato determinado (es el caso de las votaciones y encuestas por SMS), o hacer que cualquier dispositivo conectado a internet o a un módem GSM envíe SMS de forma programada.
  10. Programable. Gracias a los servicios de envíos de SMS a través de la web, es posible automatizar de forma sencilla el envío de SMS’s, realizando cómodamente envíos masivos para múltiples destinatarios, personalizando los mensajes para cada usuario, e incluso definiendo envíos diferidos.
  11. Ahorro de recursos y tiempo. La programación de envíos ante eventos permite implementar sistemas de avisos y alarmas, evitando la necesidad de monitorización de los mismos por una persona. Además, realizar un envío masivo de SMS se completa en mucho menos tiempo que una campaña telefónica  o de correo ordinario.
  12. Seguridad. Para que alguien pueda acceder a tus SMS debe tener acceso físico a tu teléfono móvil. Además, el SMS, al contrario que el correo electrónico, el público no asocia el canal a la práctica del spam o la transmisión de virus.
  13. Almacenamiento. La información de un SMS puede almacenarse en la memoria del teléfono, de forma que pueda ser consultada con posterioridad.
  14. Barata. Los costes son mucho menores que una llamada tradicional. Además, el coste unitario de cada SMS se reduce drásticamente al realizar envíos con aplicaciones web.
  15. Es un canal que potencia el márketing viral y la bidireccionalidad, ya que los usuarios pueden responder o reenviar los SMS’s a sus contactos de forma rápida y sencilla.

Todas estas cualidades, muchas de ellas exclusivas del medio, hacen del SMS un canal de comunicación que puede ser ideal como complemento y/o alternativa a los canales tradicionales (llamada, correo postal, correo electrónico), y que incluso puede ser utilizada para prestar servicios hasta hace poco impensables.

En futuros artículos mostraremos ejemplos prácticos de distintos y novedosos usos del SMS que tratarán de ilustrar algunos de los servicios que puede incorporar una empresa, y, cómo estos redundan en una mejora de la prestación y un aumento de sus beneficios. Veremos cómo en algunos casos, la incorporación de este canal puede suponer una diferenciación respecto a las empresas de la competencia, y en otros, simplemente convertirse en una exigencia para no quedar atrás.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+