¿Por qué debería mover mi negocio a la Nube?

Hablar de la Nube no es solo hablar de un término de moda, sino de una tecnología que ayuda a las empresas a crecer y a disponer de servicios con la mayor seguridad, flexibilidad y disponibilidad que puedan necesitar, a un coste mínimo.

Cuando hablamos de coste mínimo, como veremos, nos referimos a la comparación directa con la inversión que se necesitaría para disponer de los mismos recursos y aplicaciones on-premise. La Nube es una red compleja de servidores remotos conectados para funcionar como un único ecosistema. Estos servidores disponen de diferentes servicios y aplicaciones, como las ofimáticas, base de datos, streaming, correo web u otras.

Las aplicaciones y servicios en la Nube estarán disponibles en cualquier momento, y serán accesibles desde cualquier lugar, siempre que se disponga de conexión a Internet. Dependiendo del proveedor, así serán los servicios ofertados; dependiendo de nuestras necesidades empresariales, así elegiremos a nuestro proveedor de servicios en la Nube.

Razones para mover nuestro negocio a la Nube

Una de las razones más simples para apostar por la Nube es el ahorro de costes que va a suponer para cualquier empresa. Contratando servicios en la Nube podemos reducir la inversión en equipos —Centros de Datos, servidores físicos, almacenamiento— y en software —no necesitamos comprar licencias de software, por ejemplo—.

Ahorraremos en mantenimiento, y no será necesario instalar y actualizar software, instalar y administrar servidores de correo electrónico o servidores de archivos, o ejecutar copias de seguridad. Todas esas tareas serán responsabilidad del proveedor del servicio. Veamos ahora otras muchas ventajas de confiar en la Nube para nuestro negocio.

Seguridad

Existen múltiples soluciones para mantener y gestionar copias de seguridad más o menos automatizadas. Dependiendo de si hablamos de Nube pública o privada podemos pensar en servicios estándar de almacenamiento online para mantener un respaldo de nuestros datos, o bien disponer de una herramienta a medida de nuestras necesidades. Es importante elegir un partner que ofrezca los mayores niveles de seguridad y confidencialidad.

Confiar en la Nube aporta grandes beneficios a las empresas por los niveles de seguridad a los que podemos acceder en colaboración con el partner adecuado. Las infraestructuras y datacenters están diseñadas bajo los más estrictos estándares de seguridad. El equipamiento se monitoriza constantemente y los controles de acceso son completamente seguros.

Escalabilidad

Frente a una solución IT tradicional, la Nube permite disponer de recursos siempre que se necesiten. En el otro lado, si disponemos de servidores físicos tendremos que aumentar la capacidad instalando nuevos equipos, con los correspondientes costes económicos y de tiempo de puesta en marcha inicial, de operación y los requisitos de espacio físico. En un entorno en la Nube, los recursos físicos pueden estar en cualquier parte del mundo.

Disponibilidad y ubicuidad

Los recursos estarán disponibles las 24 horas del día y los 365 días del año, y serán accesibles desde cualquier lugar en el que exista conexión a Internet. Además de eso, fallos aislados en datacenters determinados no afectarán a los servicios contratados. En cambio, si disponemos de esos datacenters in house, un fallo eléctrico generalizado, un incendio o cualquier desastre puede suponer pérdidas económicas irreparables.

Por otro lado, la redundancia software y hardware garantiza la disponibilidad total del sistema. Los datos estarán seguros y, en caso de fallo, seguirán estando disponibles. Los sistemas de recuperación automática velarán por nuestros intereses, y la gran ventaja de esto es que no necesitaremos dedicar recursos propios para estas tareas.

Actualizaciones de software automáticas

Una de las grandes ventajas de contratar servicios en la Nube es que el software se actualizará de manera transparente para el cliente. Sobre todo, no tendremos que preocuparnos por este aspecto y así nos podremos centrar completamente en nuestro negocio.

Mejora de la productividad y mejor colaboración

La productividad mejorará por varios de los motivos ya descritos: nos despreocupamos de las tareas de mantenimiento y eliminamos de la ecuación los problemas de IT; es un entorno seguro y fiable; es un entorno resistente a los desastres. Además, los entornos en la Nube mejoran la colaboración entre los empleados al proporcionar el acceso compartido a documentos desde cualquier ubicación. Esto añade otro beneficio en cuanto a seguridad, al eliminar la opción de enviar documentos por email y permitir un mejor control de versiones.

Además, la integración de servicios en la Nube es completísima. Por ejemplo, sistemas de punto de venta, repositorios de código, sistemas de gestión de proyectos, redes sociales o sistemas de chat en equipo. Esto significa, de nuevo, importantes ahorros en costes de integración frente a la elección de sistemas propietarios o hechos a medida.