10+1 consejos para mejorar la conversión de tu eCommerce

Transformar a los internautas en clientes, o lo que es lo mismo convertir el tráfico de una página web en ingresos, es una de las prioridades para cualquier comercio electrónico.

Estos 10+1 consejos resumen algunas pautas que ayudan a impulsar las ventas en Internet.

  1. Utiliza un buen nombre de dominio. El dominio es tu marca en Internet, el nombre de tu tienda online. No lo descuides. En el futuro podrías lamentar no haber registrado ese dominio que hoy está libre. Tiene que ser fácil de teclear y de recordar.
    Si no has encontrado una opción que te guste entre las habituales extensiones .com y .es, ¿por qué no pruebas con los nuevos dominios? Entre ellos, encontrarás  nuevas posibilidades, como el .tienda o el .online, y también opciones más específicas por sectores. Consúltalos todos en la sección Nuevos Dominios de Arsys o puedes echar un vistazo a la sección del blog de Arsys.
  2. Cuida tu escaparate. Mima tu web. Es importante que tu página de inicio sea amigable, que esté bien cuidada, mimada. Ten cuidado con la ortografía, la sobrecarga de información e imágenes. La sensación de desorden no invita a un cliente a comprar.
    Ante la duda, mejor un diseño neutro y limpio y que incluya información completa de todos los producos, tanto por los clientes como por los buscadores.
  3. Personaliza la entrada a tu web. Utiliza  páginas de aterrizaje (landing pages) en las que puedes personalizar la entradas tu web, especialmente en las campañas de AdWords o en los envíos de Email Marketing. Esto te permite que la puerta de entrada de tu tienda online sea diferente para un usuario que busca un sombrero y para el que llega buscando unos vaqueros.
  4. Elimina distracciones. Una vez que el cliente inicia el proceso de pago, elimina cualquier “vía de escape” (enlaces a ver otros productos, enlaces de más información, etc.) que pueda interrumpir su compra.
  5. No pidas lo que no necesitas. En los formularios y en tu web, pide los datos estrictamente necesarios a los usuarios. Cada dato de más que pides en una tienda online, rebaja la tasa de conversión de internauta a cliente.
  6. Dale una razón para comprar ¡AHORA!. La venta online es muy parecida a los mercadillos: si un cliente no te compra en el momento, acabrá comprando  en el siguiente puesto. Para ello, puedes utilizar ofertas temporales (sólo hasta el 12 de marzo) o información de stock (sólo quedan tres unidades).
  7. Seguridad para sus datos. Instala un certificado de seguridad SSL. Es algo sencilo y económico que genera tranquilidad entre los internautas que todavía desconfían de comprar online.
  8. Elimina sus objeciones antes de que las tenga. Obsesiónate por pensar como tu cliente, y pensar qué cosas le pueden generar desconfianza.
  9. Mejora la garantía que espera el cliente. Una tienda online tiene que desmontar cualquier excusa que tenga el cliente para no comprar. Hay que ser confiables y ofrecer supergarantías al internauta.
  10. Siempre probando algo. Permanece en un estado permanente de prueba y error para aprender de los resultados. Pruebas rápidas y baratas y ten en cuenta que un drama no es equivocarse. Un drama es no rectificar. Por ejemplo, puedes hacer los test A/B, de los que ya hemos hablado en más de una ocasión.

Y la 10+1 en este decálogo, pero no por ello menos importante: si tienes que elegir entre distintas opciones, opta siempre por la elección que mejora el servicio de atención al cliente.

Realmente, esta lista podría ampliarse tanto como quisiéramos con otras técnicas, como fomentar la venta cruzada o incluir diferentes formas de pago, pero supone una buena base que tener en cuenta de cara a mejorar la conversión de las tiendas. Si te interesa el tema, puedes leer el artículo La conversión de ventas o Conversion Rate Optimization.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+