La evolución de los dispositivos móviles: el tamaño sí importa


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

No hace tanto, lo que más valorábamos en un teléfono móvil  eran las horas de uso que proporcionaba su batería. Aquellos teléfonos aportaban lo que los usuarios buscaban: realizar llamadas desde casi cualquier parte y fiabilidad prácticamente ilimitada y un tamaño cada vez más reducido. Con el uso que le damos a nuestros smartphones (navegar por la web, apps con más funcionalidad, vídeos,…) cada vez tiene más sentido la “vuelta al gran tamaño”, pero ahora sólo de pantalla.

La evolución de los dispositivos móviles: el tamaño sí importa

No podemos negar la evidencia, entre los dispositivos de los 90 y el último modelo de smartphone del mercado prácticamente solo hay en común una característica: ambos nos permiten hacer llamadas telefónicas. Lo más curioso es que esta funcionalidad ha pasado a un segundo plano para los usuarios actuales.

El auténtico punto de inflexión fue en el verano de 2007, cuando Apple lanzó al mercado su iPhone de 1ª generación y con él un cambio de concepto: dejábamos de llevar nuestro teléfono encima para pasar a llevar nuestro ordenador personal. Poco más de un año después, sale a la venta el HTC Dream, el primer teléfono con el sistema operativo de Google, Android.

Con la llegada de los smartphones y la popularización del uso de las tablets, surge la necesidad de resolver ciertas limitaciones en la interacción con estos dispositivos, que difiere significativamente con respecto a un PC. Ciertos tipos de tecnologías no están correctamente soportadas, por lo que la tendencia es contar con tres versiones de nuestra web: para PC, smartphone y tablet.

Poco a poco, el tabletófono o phablet, un concepto híbrido de tablet y smartphone, de dimensiones mayores a las acostumbradas en estos últimos, que incluyen la funcionalidad de hacer llamadas telefónicas, se está convirtiendo en un estándar, tal y como podemos ver en los nuevos de teléfonos de alta gama como iPhone 6 plus de 5,5 pulgadas y Nexus 6 de casi 6 pulgadas.

La realidad es que, desde la llegada del iPhone, los smartphones no han hecho más que crecer.  Según Business Insider, los phablets son la categoría de teléfonos inteligentes de más rápido crecimiento, con una tasa estimada de crecimiento anual medio del 27% para  los próximos cinco años, casi el doble de la prevista (15%) para el mercado de teléfonos inteligentes.

Los smartphones de gran tamaño están ganando la batalla, pero eso no hará que los de menos de 5 pulgadas desaparezcan de inmediato, ni mucho menos.

Ante este panorama, y en vista de la cantidad de personas que a día de hoy navegan desde móviles y tabletas, se hace imprescindible tener nuestra web adaptada para estos dispositivos.  La necesidad de adaptarse a los nuevos formatos es ya un “must” para cualquier web, y conforme el uso de los wereables (vestibles), gafas o relojes inteligentes, vaya extendiéndose con nuevos formatos de pantalla y formas de interactuar, la adaptación será más compleja y necesaria.

Con una solución como Mobileweb de arsys  podemos, partiendo de la versión de escritorio de nuestra página web, generar versiones adaptadas para smartphones y dispositivos móviles de gran tamaño de pantalla rápidamente, de manera profesional y sin necesidad de conocimientos técnicos.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+