Proxy

¿Qué es un proxy y para qué sirve?

Seguro que has oído muchas veces nombrar la palabra proxy, y posiblemente hasta tengas una idea elemental sobre qué son y para qué se pueden usar. Sea así o no, en este post queremos profundizar en este tipo de servicio y explicar mucho más sobre lo que hay detrás de él.

¿Qué es un proxy?

Un proxy es básicamente un tipo de servidor, es decir, un ordenador o un software que ofrece un servicio. Este servicio consiste en hacer de intermediario entre el usuario de Internet y los sitios web a los que accede. 

El proxy funciona como un puente que procesa las solicitudes de los usuarios antes de enviarlas a los servidores finales. En ese procesamiento puede realizar diversos tipos de tareas que vamos a explicar en este post con detalle. Por supuesto, de igual manera que es capaz de procesar las solicitudes, el proxy es capaz de procesar las respuestas de los servidores consultados, antes de entregarlas al cliente final.

Funcionamiento de un proxy

Como hemos dicho, el proxy es un agente intermedio que se encarga de monitorizar las conexiones. Cuando un usuario se conecta a Internet a través de un proxy, su solicitud de acceso a un sitio web o servicio de Internet pasa por él. En ese tránsito, el servidor proxy puede realizar distintos tipos de tareas sobre la solicitud, como modificarla o filtrarla según las necesidades y sus configuraciones. Una vez que la ha procesado, se encargará de encaminarla al servidor de destino. 

Asimismo, las respuestas del servidor realizan el camino inverso, es decir, se reciben en el proxy y pueden procesarse antes de enviarse al cliente que ha solicitado la conexión.

Beneficios del uso de proxies online

Los proxies ofrecen algunos beneficios sobre todo a la hora de monitorizar el tráfico de una red y optimizar las conexiones, Son muy utilizados en las empresas, pero además existe otro modelo de proxy que trabaja online. Son los conocidos como proxies web y para los cuales no necesitas contar con ningún software o servidor, sino simplemente el navegador.

Entre las muchas ventajas de los proxies online destaca la mejora de la seguridad y la privacidad de los usuarios, así como emular el acceso a determinados recursos a través de localizaciones distintas a la real

Tipos de proxies

Los tipos de proxies más comunes que podemos encontrar son los siguientes.

Proxy web

Un proxy web se usa para controlar las conexiones de los usuarios a los sitios web, y funciona desde el navegador del usuario. Es el tipo de proxy más común a nivel personal, y permite funcionalidades como la ocultación de la identidad y ubicación reales.

Proxy transparente

Este tipo de proxy se distingue del anterior porque no oculta al cliente real, es decir, informa a los sitios web que es un intermediario, y no oculta la dirección IP original del usuario que se está conectando.

Proxy anónimo

Es otro tipo de proxy similar al primero, pero especializado en la ocultación de la identidad del usuario. Cuando nos referimos a un proxy anónimo, generalmente se entiende que el sistema informará a los sitios web que se está utilizando un proxy.

Proxy de alto anonimato

Este proxy es igual que el anterior, pero también oculta el hecho de que se está utilizando un proxy.

Proxy inverso

Este proxy se usa mucho en el despliegue de aplicaciones web, especialmente en tecnologías como Node o aquellas que no funcionan directamente sobre un sitio web. Su funcionamiento consiste en colocarse delante de los servicios web para controlar el acceso, mejorar la seguridad, o balancear la carga.

Proxy para reenvío de correo electrónico (SMTP)

Se utiliza para monitorizar correos electrónicos salientes o filtrarlos.

Proxy para protocolo de transferencia de archivos (FTP)

Este proxy se encarga de procesar las conexiones por FTP para la transferencia de ficheros con un enfoque más seguro y controlado.

Proxy SOCKS

Este proxy es más versátil, ya que se usa para manejar cualquier tipo de tráfico de red y no solamente el tráfico web, ofreciendo los beneficios comentados anteriormente para los proxys en general pero a nivel de red.

Proxy SSL (Secure Socket Layer)

Proporciona y asegura una conexión segura para la transferencia de recursos en red.

Proxy HTTP/HTTPS

Este tipo de proxies se refiere a los que manejan tráfico web por HTTP o HTTPS.

Proxy CDN (Content Delivery Network)

Este modelo de proxy se usa para la distribución de contenido a través de múltiples servidores en regiones geográficas distintas, pensados para la mejora de la velocidad y el rendimiento de las transmisiones.

Usos comunes de un proxy

Ya hemos explicado anteriormente distintos escenarios en los que se podrían usar proxies y sus beneficios. Ahora vamos a detallar casos de uso más concretos.

Acceso a contenido restringido geográficamente

Cuando existe algún tipo de contenido o servicio bloqueado para ciertas localizaciones geográficas, es posible usar un proxy con la intención de eludir esas restricciones. En estos casos los proxies pueden cambiar la ubicación aparente del usuario y así permitirle que acceda a ese contenido restringido.

Protección de la privacidad y datos en redes públicas

Otro uso frecuente lo encontramos en redes públicas, como en cafeterías o aeropuertos donde los usuarios puedan tener menor privacidad. En ellas un proxy puede encriptar los datos y ocultar la dirección IP de los usuarios, protegiendo así sus comunicaciones dentro de la red.

Monitoreo y filtrado de tráfico en empresas

Sin duda otro de los usos más comunes se da en empresas, donde los proxies son capaces de controlar y monitorizar el tráfico generado por sus empleados. En este marco, los proxies pueden hacer el bloqueo de ciertos sitios web y aumentar la seguridad de las comunicaciones del trabajo.

Optimización de la velocidad de carga de sitios web

Otro uso habitual consiste en la optimización de la velocidad de carga de los sitios web. Para ello, los proxies son capaces de almacenar en caché contenidos populares o accedidos con frecuencia, permitiendo que los usuarios obtengan las respuestas de manera más rápida.

Acceso anónimo a recursos online

Finalmente, encontramos los proxies pensados para realizar un acceso anónimo a los recursos. Estos permiten a los usuarios navegar por Internet sin revelar su identidad o su ubicación.

Cómo un proxy puede contribuir a tu seguridad

Los proxies contribuyen a la seguridad en línea al filtrar el contenido peligroso o potencialmente malicioso. Por ejemplo, podrían bloquear sitios potencialmente peligrosos o sitios que no usan comunicaciones seguras. Pero además, pueden verificar otros tipos de comunicaciones, como la transferencia de archivos o adjuntos de mensajes para verificar si son seguros.

Además, la seguridad puede verse incrementada también al enmascarar las IP de los usuarios o proporcionar conexiones seguras.

Proxy web vs. servidores proxy: ¿cuál es el más adecuado para tus necesidades?

En Internet podemos encontrar el servicio de «Proxy web». Como hemos dicho, se trata de un tipo específico de servidor proxy que funciona a través del navegador web del usuario. La diferencia de los proxies online con los servidores proxy es que no requieren configuración específica para usarlos o la instalación de aplicaciones o máquinas en la red.

La utilidad más relevante de un proxy web consiste en el acceso a recursos de Internet, principalmente sitios web, de manera anónima o para ocultar la región geográfica de las conexiones.

Por otra parte, tenemos los servidores proxy, que son programas o máquinas que ofrecen soluciones más robustas y también más versátiles. Generalmente son más usados por empresas que requieren ofrecer mejoras para el tráfico de todos los empleados que usan una red.

Cómo encontrar y utilizar un proxy online

En Internet podemos encontrar muchos proxies online, pero no todos son iguales, por lo que tenemos que asegurarnos de la confiabilidad de esos servicios.

Consejos para acceder a proxies de forma efectiva

  • Verifica la empresa que ofrece el servicio y sus garantías de seguridad.
  • Considera la ubicación del servidor proxy para saber si encaja con tus necesidades.
  • Verifica que te ofrece una velocidad suficiente para tus objetivos.
  • Asegúrate de que el proxy soporte el tipo de contenido que vas a consumir.

Recomendaciones para seleccionar un servicio de proxy

  • Siempre selecciona proveedores conocidos sobre los cuales puedas rastrear su reputación.
  • Estudia las políticas de privacidad que declara.
  • No evalúes solamente el coste, sino también las funcionalidades ofrecidas, para asegurarte que incluyen aquellas que necesitas.
  • Estudia el nivel de soporte que ofrece a sus usuarios.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
Gratis
Consigue tu backup ahora