Comercio Electrónico, ¿qué hay que tener en cuenta con el Brexit?

Que Reino Unido salga de la Unión Europea no implica que se detengan las transacciones comerciales entre ambas partes. Simplemente, se modifican algunos términos, que requieren una serie de adaptaciones en los eCommerce con la llegada efectiva del Brexit, producida el pasado 1 de enero.

El peso de Reino Unido en las transacciones de Comercio Electrónico a nivel europeo es importante. Se estima que entre el 80% y el 90% de sus ciudadanos realizan sus compras online, tanto en tiendas locales como extranjeras. China y Estados Unidos son los mercados favoritos para sus compras en el extranjero. Sin embargo, países como España atesoran un porcentaje nada desdeñable del 6,5% del total. Al mismo tiempo, los eCommerce de Reino Unido también figuran entre los preferidos de los europeos para hacer sus compras.

Por todo esto, ponerse al día en cuanto a las nuevas regulaciones del comercio electrónico debe ser el objetivo para quienes vendan o compren productos o servicios al Reino Unido.

Algunos de los cambios que supone el Brexit

El Brexit conlleva el fin de la libre circulación de personas, capitales, bienes y servicios del Reino Unido con la Unión Europea. Por otra parte, también deja de formar parte de la unión aduanera y del mercado único, pasando a considerarse un “tercer país”, por lo que todas las transacciones comerciales y económicas entre ambas partes se ralentizarán, al tener que revisar todos los envíos. Todo ello puede provocar un incremento de los costes de importación y logística, que afectarían sobre todo a los comercios más pequeños.

Información completa y actualizada

Para poder adaptarse a cualquier pequeño cambio de normativa, es imprescindible permanecer constantemente informado. De este modo, es posible ofrecer a los clientes información completa y transparente, explicando de manera cercana y fácilmente comprensible el cambio en los trámites de aduanas y, por consiguiente, el aumento de los plazos de entrega. A mayor transparencia, mayor confianza del consumidor en sus compras online. Muchas tiendas online están incorporando un apartado específico para ello, así como apartados de FAQ y chatbot para resolver dudas al instante.

Política de protección de datos

Respecto a la política de protección de datos, habrá un periodo de transición que durará inicialmente hasta el 30 de junio de 2021. Durante este tiempo, se permite transferir datos personales desde la Unión Europea a Reino Unido. Es el plazo que tiene Reino Unido para aceptar las directivas sobre protección de datos de la Unión Europea y, por tanto, la transferencia de datos desde Reino Unido hacia la Unión Europea. Lo más positivo para los eCommerce con el Brexit sería que se alcance el acuerdo sobre la protección de datos.

IVA y derechos de aduana  

Uno de los puntos clave para los eCommerce con el Brexit está en que para poder exportar un producto a Reino Unido ahora es necesario cumplir con su normativa, además de la europea.

Exportación hacia el Reino Unido y gestión de aduanas

Para vender y enviar productos a Reino Unido, éstos deben estar codificados y clasificados adecuadamente, comprobando al mismo tiempo si precisan una licencia de exportación. Entre los datos necesarios para exportar al Reino Unido están la descripción del producto y su código de clasificación.

Origen del producto

En caso de poder probar que un producto ha sido fabricado en la Unión Europea o en Reino Unido, pueden aplicarse reducciones en los impuestos de importación. De hecho, según el acuerdo provisional se establecen cuotas y aranceles del 0% para las mercancías que cumplan las reglas de origen. Para poder certificar el origen, la empresa exportadora debe estar registrada en el sistema REX de la Unión Europea y aportar con suficiente detalle los datos necesarios.

Valor de la mercancía

Si el valor de la compra no supera las 135 libras, no se aplica ningún derecho de aduana. En este caso, el IVA lo declara y abona el vendedor europeo, debiéndose recaudar en el momento de la venta (no en el de la importación). Por tanto, el vendedor o el OMP serán los responsables de cobrar y contabilizar el IVA.

Por su parte, los comerciantes sin OMP necesitarán un registro de IVA con la HMRC (la administración de aduanas e impuestos del Reino Unido), cobrando el 20% de IVA en el momento del pago. En cambio, para compras con valor mayor de 135 libras, el envío pasa a estar sujeto a IVA y a posibles derechos de aduana.

Estos impuestos pueden afectar en gran medida al precio de la operación, por lo que los eCommerce con el Brexit deben aportar al comprador y de manera clara toda la información referente a los envíos y compra-ventas con Reino Unido.

Datos para la aduana

Adicionalmente, cualquier empresa que exporte productos a Reino Unido, debe realizar una serie de gestiones con el servicio de aduana, como las declaraciones de aduana. Para ello, necesita disponer de un número EORI (número de registro e identificación del operador económico), que se solicita en la Agencia Tributaria. Los números EORI registrados por Reino Unido antes del Brexit dejan de ser válidos. Asimismo, dependiendo del valor del envío será necesario cumplimentar un determinado formulario:

  • El formulario CN22 es el indicado para los paquetes con valor inferior a 300DEG (la moneda internacional del Fondo Monetario).
  • En cambio, para los que superen ese valor el formulario requerido será el CN23, que deberá ir acompañado del boletín de expedición CP71.

Otro documento necesario es la factura comercial (por triplicado) en la que conste la descripción detallada de las mercancías: contenido, material del que está hecho y el uso al que irá destinado. También reflejará la dirección del remitente, el número EORI en la Unión Europea y/o Reino Unido, la dirección y teléfono de contacto del receptor. Si la factura supera los 6.000 €, será necesario disponer de un número REX e indicarlo en la declaración de origen. Por último, se debe incluir el TARIC o partida arancelaria, que identifica cada tipo de mercancía según su naturaleza. Con toda esta información se pueden clasificar adecuadamente los envíos y calcular los posibles impuestos, aranceles o restricciones.

Para ayudar con estas cuestiones quizá sea el momento de pensar en invertir en un software especializado en la gestión efectiva de los trámites aduaneros o una empresa de asesoramiento y gestión de aduanas.

Importación desde el Reino Unido a la Unión Europea

Los eCommerce dedicados a importar productos desde Reino Unido, con el Brexit además de todos los documentos anteriores deberán volver a solicitar el EORI a las autoridades aduaneras de Reino Unido. Adicionalmente, hasta el 30 de junio, los pedidos de importe inferior a 22 € estarán exentos de pagar el IVA o aranceles. Aquellos que comprendan un importe entre los 22 € y los 150 €, sí tendrán que realizar los trámites para liquidar el IVA. Finalmente, los que superen los 150 € no tendrán de momento aranceles, pero sí tendrán que realizar las formalidades de aduana.

Cabe recordar que existe un impuesto especial en el caso de alcohol y tabaco, considerados mercancías especiales.

Revisión de precios

Desde la aprobación del Brexit, la libra esterlina ha perdido fuerza respecto al Euro, por lo que las fluctuaciones en el valor de la moneda provocan revisiones constantes de los precios. En este caso, el vendedor debe contar con una estrategia comercial que le permita una óptima actualización de precios. Por ejemplo, una solución para quienes trabajen con multidivisas pasa por establecer un cambio fijo, revisándolo con frecuencia para que no afecte a las transacciones a nivel económico.

En cuanto al desglose de precios, para evitar un alto nivel de abandono de carritos y mejorar la conversión, lo más interesante es ofrecer desde el principio los precios finales de los productos. Si el comprador está interesado, no se llevará sorpresas desagradables en pasos más avanzados del proceso de compra. Pero si debido a la complejidad del sistema de impuestos y aduanas esto no es posible, lo ideal sería confeccionar un apartado específico que trate el método de envío, en el que se expliquen detalladamente todos los costes adicionales de la tramitación del pedido.

Optimizar los Ecommerce con el Brexit

Vistos todos estos puntos, existen ciertas claves para el Comercio Electrónico tras el Brexit:

  • Mantenerse pendientes de todos los cambios de normativas, aplicando las actualizaciones pertinentes en el sitio Web.
  • Actualizar la política de envíos del eCommerce, facilitando al cliente la mayor información posible sobre los procesos de envío y aduanas.
  • Contar con un software aduanero o asesoramiento profesional sobre aduanas, solicitando los códigos, números y documentos necesarios para todos los trámites a realizar.
  • Revisar los cambios de divisas y actualizarlos periódicamente para mantener la rentabilidad.

Por último, dependiendo del volumen de las ventas, hay empresas que están buscando partners en el Reino Unido, a fin de abaratar los costes de envíos y distribución. Para muchos, es la única manera de seguir siendo competitivos en este mercado.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora