Un blog para fidelizar clientes y mostrar todas las potencialidades de tus productos o servicios


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Crear un blog es una de las bases de una buena estrategia de marketing de contenidos para atraer y fidelizar clientes. Te contamos cómo crearlo y gestionarlo para que sea efectivo.
  • La idea es: crear contenidos atractivos para tus clientes de forma que ellos se sientan atraídos hacia tu empresa y no tengas que salir a buscarlos. Es lo que se llama marketing inbound.

Tu idea de negocio tendrá que plasmarse en Internet y para ello tendrás que crear una web corporativa. Esa web te puede servir para compartir contenidos interesantes, originales y de valor para tu público objetivo.

En algunas ocasiones se crea el blog directamente como un cuaderno de bitácora que sirve para compartir ideas, experiencias y conocimientos. En otras, se encuadra en una estrategia de marketing más amplia como un elemento fundamental.

Proceso para crear un blog

Si te decides a crear un blog tendrás que seguir los siguientes pasos:

  1. Elige el nombre del blog. Lo mejor es que sea un nombre corto que haga referencia al tema sobre el que vas a hablar. Si ya dispones de tu web corporativa, lo idóneo para tu posicionamiento SEO es que el blog se monte sobre el propio dominio así: www.ejemplodominio.com/blog. Si todavía no dispones de tu propio dominio puedes valorar registrarlo con la extensión “blog”.

  2. Registra el nombre de dominio. A través de Arsys puedes comprobar si el dominio que quieres utilizar está disponible y comprarlo. Un aspecto a tener en cuenta es que “blog” también puede ser un subdominio.

  3. Elige el hosting. Tu blog tendrá que estar alojado en un hosting y para ello deberás elegir al proveedor adecuado. Pero si ya tienes tu web, no es necesario un hosting adicional para tu blog, formará parte de tu web. WordPress, por ejemplo, ya no es solo un CMS, sino que se pueden crear webs y tener un blog dentro de la misma estructura.

  4. Crea tu blog. Con un CMS (Content Management System) o gestor de contenidos de distribución libre, ahorras costes de desarrollo y dispones de muchas funcionalidades que te ayudarán en la creación y mantenimiento de tu blog. Puedes utilizar WordPress, Joomla! o Drupal, pero tienes otras opciones como la que ofrece Arsys con el servicio de Hosting WordPress, con el que no te hará falta que instales un CMS.

  5. Edita la información básica. Elige el título, escribe la descripción, busca y utiliza las palabras clave de SEO adecuadas.

  6. Diseña tu blog. Selecciona la plantilla, las fotos y las categorías.

  7. Elige el tema en función de tu público objetivo. ¿Qué soluciones pueden aportar tus contenidos a tus clientes? ¿Qué temas pueden interesar a tu público objetivo? ¿De qué vas a escribir?

  8. Elabora un calendario de publicaciones. ¿Cuándo vas a publicar? ¿Con qué regularidad? Para conseguir visitas deberías publicar 2-3 post semanales, así conseguirás un buen posicionamiento el Google. Acompaña los posts con publicaciones en las redes sociales para difundirlos y conseguirás más visitas a tu blog.

  9. Analiza tus resultados. Puedes seguir el éxito de los posts de tu blog en tiempo real. Esto te permitirá aprender qué es lo que más interesa y en qué puedes mejorar sin necesidad de esperar mucho. Aprende de tus errores y mejora cada día.

¿Cómo gestiono mi blog para atraer y fidelizar clientes?

Gestionar tu blog es un trabajo que requiere esfuerzo y constancia. Es muy habitual empezar con mucha fuerza y al ver que se tarda en lograr resultados, dejarlo de lado. Te damos algunas ideas para que eso no te ocurra:

  • ¿Cuántas palabras tiene que tener un post en un blog?

    Un post muy corto no tiene la consistencia suficiente para dar información de valor a tus clientes potenciales. La longitud habitual mínima suele ser de 400 palabras.

  • ¿Cómo consigo ideas nuevas para mi blog?

    Haz un brainstorming para crear ideas, lee los blogs de la competencia, visita webs en otros idiomas, fíjate en los temas que crean tendencia. En definitiva: infórmate y fórmate.

  • Utiliza imágenes legales para tu blog

    Debes ser consciente de que las imágenes que encuentras en Google no se pueden utilizar porque están protegidas por derechos de autor. La solución son los bancos de fotos gratuitos y las fotos con licencia de Creative Commons. Un ejemplo donde encontrar estas imágenes es en Adobe Stock.

  • Incluye enlaces externos e internos

    En cada uno de tus contenidos puedes incluir enlaces a otros posts de tu blog y a post interesantes de la competencia. Es mejor que los enlaces externos se abran en otra página para evitar que tus usuarios se marchen de tu web al abrir el enlace. Así estarás creando linkbuilding, pero hazlo con cuidado para que Google no te penalice.

  • Entiende los contenidos en sentido amplio

    Ten en cuenta que los contenidos deben ser entendidos en sentido amplio y pueden ser: textos, infografías, ebooks, guías o vídeos, entre otros. Es decir, habrá textos que se puedan leer directamente en la web y contenidos que sean descargables.

  • Comparte los contenidos

    Para darle difusión a los contenidos incluye botones de redes sociales en tu blog de forma que tus clientes puedan compartir los posts. Además, puedes difundir tus contenidos mediante el email marketing creando una newsletter o compartiendo tú mismo los posts en Facebook, Linkedin o Twitter, por ejemplo.

  • Interacciona con tus lectores

    Si te hacen preguntas o comentarios responde, siempre en un tono amable y trata de aportar soluciones y de dar siempre las gracias. Esa interacción te ayudará a crear una comunidad de seguidores.

Te hemos contado cómo crear un blog y cómo gestionarlo para que puedas impactar mejor a tus clientes, ahora solo te queda ponerlo en práctica y ver hasta dónde puedes llegar.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+