Desde la idea a emprender. ¿Cómo arrancar una empresa?


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Una idea no es una empresa, pero sí es la base y, ante todo, es el primer motor de un emprendedor. Te ayudamos a entender por dónde empezar a consolidar una idea para convertirla en un negocio.
  • Usa la lista de tareas de Arsys para emprendedores que encontrarás en este artículo.
  • Comprueba el testimonio de los emprendedores. ¿Cuáles fueron sus idea iniciales? ¿qué te recomiendan a la hora de elegir la idea? Sus consejos en nuestro vídeo.

¿Tienes una idea para lanzar un negocio o buscas una idea para emprendimiento? En los dos casos debes considerar algunas pautas por las que empezar, factores que te permitan analizar la viabilidad de la idea o lo que es lo mismo: entender los requerimientos necesarios para lanzar la nueva compañía. En este artículo te damos las primeras y prácticas pistas para arrancar.

¿Cómo surge una idea para emprender?

Una idea no siempre es un modelo de negocio, pero prácticamente la totalidad de los emprendedores empiezan sus proyectos porque por su trayectoria vital, profesional o incluso por una afición; detectan una posible necesidad y/o solución. Quizás estás en la situación contraria y buscas una idea para emprender, este análisis puede ser muy útil para ti también.

“La idea original surgió de una startup de EEUU que nos encantaba, pero al preguntar al mercado Español vimos que aquí no tenía sentido y la adaptamos” Ernesto Cohnen, Ixigo

Las ideas que terminan en constituir una empresa casi siempre responden a alguna de estas 4 causas:

  1. Renovación de un servicio o producto ya existente

    Estás rodeado de nuevas marcas que desbancaron, en no demasiado tiempo, a otras con mayor tradición o experiencia. Entonces, tras un análisis de mercado: ¿la competencia es un factor negativo? No, es más, podría ser la clave para un nuevo negocio.

  2. Detección de una demanda no cubierta

    Tanto para productos o servicios existentes como para nuevas ideas o tecnologías, existen “cazadores de tendencias” (la disciplina se denomina “coolhunting”), dedicados en exclusiva a detectar estas demandas para las grandes marcas de todos los sectores. Pero no es necesario tener grandes medios para ello, muchas veces se descubren necesidades sin solución basadas en la propia experiencia personal o profesional del emprendedor. Y con gran éxito.

    “Enamorarte de una idea es muy peligroso. Es mejor enamorarse del problema.” Ernesto Cohnen, Ixigo

  3. Disrupción

    Fundamentalmente tecnología disruptiva, aunque por supuesto no solo la tecnología crea nuevos “inventos”. Estados Unidos es líder mundial en la creación de tecnologías disruptivas, pero atención: también es líder mundial en la creación de nuevas patentes. La innovación es una cultura, incluso una actitud.

  4. Nuevas plataformas de comercialización

    Internet nos ha proporcionado la opción de crear de la nada y en un corto espacio de tiempo, nuevos canales de venta, formas de captar clientes y entender los negocios. En sí misma la digitalización de la economía, la posibilidad de crear un negocio online es el mayor centro de oportunidades de negocio y también la mayor fuente de nuevas oportunidades de autoempleo.

¿Cómo encontrar ideas para crear una empresa?

¿Cómo encontrar ideas para crear una empresa?

O ¿dónde encontrar ideas inspiradoras para empezar un nuevo negocio? La observación de tu entorno y de aquello que conoces será siempre una clave importante de este proceso, y, ante todo, tu predisposición a reflexionar desde un punto de vista innovador.

Sin embargo, como no todos podemos hacer este ejercicio de forma permanente, para ello tenemos múltiples recursos en la red. Internet es una enorme ventana al mundo en donde podrás encontrar:

  • Nuestros vídeos de Arsys con el testimonio de distintos emprendedores.
  • Páginas webs especializadas en ideas para emprender o de autoempleo.
  • Reportajes y prensa especializada con resúmenes de las startups y/o negocios de éxito en otros mercados.
  • Estadísticas de consumo, plataformas de comercialización en crecimiento, etc.

Estudia, infórmate, busca inspiración en los casos de éxito que sin duda encontrarás. Forma parte del proceso no solo de encontrar ideas innovadoras, sino de consolidar las tuyas propias.

¿Cómo evaluar el potencial real de tu idea de negocio?

Todos los emprendedores antes o después entran en la fase de pregunta: la idea parece buena y lógicamente te entusiasmará, pero rápidamente empezarán tus dudas y las de tu entorno.

  • ¿Podría esta idea convertirse en un negocio?
  • ¿Cómo medir algo tan complejo?

A lo largo de los siguientes artículos podrás encontrar en detalle cada uno de los siguientes puntos, pero vamos a crear tu check list, una lista pensada para que de forma inmediata valores en donde te encuentras en este momento en tu emprendimiento.

Lista de criterios a analizar para la selección de una idea de empresa

Lista de criterios a analizar para la selección de una idea de empresa

1.- Mercado

El análisis del mercado potencial total, de aquella parte que de forma realista podrías alcanzar a corto y a medio plazo, es la primera fase.

En ella deberás incluir un primer análisis de tu público objetivo, o quiénes son y como están segmentados tus potenciales clientes.

2.- Competencia

Análisis de la competencia y el análisis de sector, son formas muy óptimas de aprender, conocer tu entorno directo, aprender de sus mejores prácticas y pensar en posibles mejoras. Es la parte más positiva de empezar de 0: ¡puedes empezar con todo lo mejor y además corregir!

3.- Tiempo de salida

El tiempo de salida se analiza desde 2 puntos de vista:

  • El tiempo que tarda en estar en el mercado un producto o servicio desde que es ideado por el empresario, hasta que llega al punto de venta.
  • El mejor momento para el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.

Los 2 conceptos van a ser críticos para tu proyecto.

4.- Tiempo para facturar

Es la estimación del tiempo que tardarás desde que arranques el proyecto hasta que empieces a facturar.

5.- Dificultad técnica

¿Necesitas una tecnología innovadora? ¿Debes desarrollar una plataforma propia? O tu proyecto podría ser un proyecto industrial con una operativa técnica que necesita ser analizada.

La evaluación de la dificultad técnica es crucial, no solo por la necesidad de inversión y recursos, sino por el impacto que puede tener también en plazos como el Tiempo de salida o el de facturar.

6.- Dificultad del modelo de negocio

Te adelantamos un consejo: trata de crear modelos de negocio muy simples. No es fácil y debes analizar qué modelo de negocio estás tratando de crear.

Crear modelos de negocio demasiado complejos, es uno de los errores más frecuentes de los emprendedores, tanto como empresarios como en casos de autoempleo.

7.- Necesidad de inversión

La hora de la verdad: cuánto dinero vas a necesitar.

Muchos emprendedores empiezan de forma muy errónea por este punto y para conseguir financiación, es absolutamente obligatorio, realizar todo el ejercicio anterior.

A lo largo de los siguientes artículos, vídeos, infografías y otros recursos; te vamos a acompañar en tu aventura y te vamos a demostrar que no solo es posible, sino sencillo. ¡En la gran aventura de ser tu propio jefe, lo sencillo es crear la empresa! El resto del camino es el que está destinado a luchadores como tú. Anímate, atrévete a emprender.




Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *