Escalar tu startup es complicado: 5 estrategias de crecimiento


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Con el paso del tiempo querrás que tu startup crezca y se convierta en una empresa mayor. ¿Sabes cómo crecer?
  • Te contamos qué pasos debes seguir y 5 estrategias de crecimiento.
  • Nuestros emprendedores nos dan su testimonio real contándonos cómo planificaron su crecimiento, cada cuánto tiempo lo revisan y otros temas que vivieron de forma real en sus empresas. Lo puedes ver en este vídeo.


Lo primero que pensarás es: “Quiero que mi startup crezca pero, ¿qué significa ser escalable?”. Escalable quiere decir que tu negocio tiene el potencial de multiplicar sus ingresos con una inversión baja.

“Tenemos que planificar a largo, pero tenemos que pensar y actuar a corto plazo” Ismael Teijón, Demium.

 

Intentar escalar tu empresa en un momento no oportuno o con un producto no adecuado al mercado puede llevarte a morir de éxito o de no éxito. Planificar una estrategia de crecimiento puede ser aún más complicado que lanzar la empresa. Para evitar problemas puedes seguir los siguientes pasos.

“En el mundo startup, intentamos que la estrategia sea un elemento vivo” Ismael Teijón, Demium.

 

Claves para escalar tu startup

Escalar tu startup no es un camino sencillo ni lleva poco tiempo, requiere planificación. Tendrás que poner todo tu esfuerzo para hacerlo correctamente y puedes seguir las siguientes claves:

1. Valida cualquier cambio

Cualquier pequeño cambio que introduzcas en tu producto o en tu negocio debe ser validado en base a:

  • los resultados esperados de ventas una vez aplicado el cambio,
  • la aportación que hace el cambio a los objetivos de negocio y cómo se refleja en los KPI,
  • y las opiniones de los usuarios o la mejora esperada en la satisfacción del cliente y en el customer journey (el viaje que realiza el usuario sobre las necesidades, puntos de contacto con la marca y formas de influencia a lo largo del proceso de compra).

2. Automatiza procesos y crea eficiencias

En tu startup habrá muchos procesos que puedas automatizar para ahorrar tiempo en aspectos como el marketing, los recursos humanos o la contabilidad.

Pero la eficiencia no es solo automatización, muchas veces es organización. Vale la pena invertir tiempo y por qué no dinero, en contratar a un asesor de empresas o persona externa que analice nuestra operativa y nos aconseje puntos de mejora de eficiencia. Es un ejercicio muy recomendable para cualquier empresa, pero mucho más para aquellas que quieren crecer.

3. Externaliza lo que no sea esencial

Todavía no eres una gran empresa con diseñadores y abogados internos. Externaliza este tipo de servicios y contrátalos cuando los necesites. La gestión de costes variables para aquellas tareas que no son tu core business te permite crecimientos y decrecimientos rápidos y sin cargas laborales. No lo dudes, en el crecimiento, la variabilidad de los costes puede ser la clave.

4. Impulsa tu comercialización

Utiliza estrategias de marketing baratas y efectivas para dar un impulso a la comercialización y captar clientes de forma progresiva. La inversión en negocio es siempre rentable, no solo tiene que ser en personal, sino en herramientas de venta como Hubspot y Marketo.

“El crecimiento consiste en identificar dónde están los cuellos de botella. En un market place suelen ser tres: la oferta, la demanda y la capacidad operacional” Jorge Cantero, Cuidum.

 

Estrategias de crecimiento que toda startup debe conocer

Cada startup es diferente y su estrategia para crecer tendrá que adaptarse al negocio que realiza. Te proponemos cinco estrategias que es imprescindible que conozcas:

1. Buscar inversores

Determina cuánto dinero necesitas para crecer y busca inversores a través de rondas de inversión, préstamos a emprendedores, business angel o crowdfunding.

2. Ponte en manos de una aceleradora de startups

Busca una aceleradora que pueda ayudarte a dar el impulso definitivo para el crecimiento de tu empresa. Te aportarán con mentoring, herramientas para crecer y posibles inversores.

3. Internacionaliza tu startup

Comprueba si tu negocio puede ser viable en otro país. Tendrás que validar la idea en el nuevo mercado y ponerla en marcha con pocos recursos.

4. Apuesta por nuevas fuentes de ingresos

Las fuentes de ingresos se pueden diversificar con el tiempo. Estas son algunas posibilidades: creación de nuevos productos o servicios, negocio de suscripción o tienda online.

5. Crea alianzas estratégicas

La alianza con otra empresa te puede aportar ventajas competitivas que te hagan crecer o que te ayuden a entrar en otro mercado. Busca un acuerdo que sea beneficioso para ambas empresas.

La escalabilidad, la búsqueda del crecimiento al fin y al cabo son el mejor ejercicio que le puedes regalar a tu empresa. ¡No dejes de soñar!


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+