Logra inversión para tu startup en la fase de crecimiento


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Ya has convencido a tus amigos, familiares y a algún desconocido para que inviertan en tu startup y ha comenzado su andadura.
  • La empresa ha llegado a un punto de break even y los ingresos empiezan a aumentar. ¿Qué puedes hacer para lograr financiación?

Tu empresa ha superado el llamado “valle de la muerte“, es decir, ese periodo inicial en el que numerosos proyectos fracasan y has comenzado a generar ingresos. Son tus primeros beneficios y seguro que te sientes feliz, pero no puedes dejar de esforzarte: es el momento de buscar inversión para crecer.

¿Dónde puedes buscar inversión para crecer?

Crecer significa captar más clientes, aumentar los ingresos y empezar a generar beneficios. Tu negocio debe hacerse cada día más fuerte y, si necesitas inversión, los medios que puedes utilizar en esta fase para lograr inversores son los siguientes:

  • Ayuda al emprendedor en forma de cursos como los que ofrece Coursera, préstamos a emprendedores a bajo interés, subvenciones o bonificaciones en la cuota de autónomos, entre otros.

  • Plataformas de crowdfunding o micromecenazgo. Son plataformas online en la que se expone el proyecto, se aprueba o no por la plataforma. Si es aprobado se buscan pequeños inversores y se consigue (según los casos) el capital que necesitas.

  • Aceleradoras de empresas. No solo te ayudarán a definir tu idea de negocio, sino que te aportarán formación intensiva, mentoring y la posibilidad de presentar el proyecto ante posibles inversores.

  • Rondas de inversión. Se trata de que visites a posibles inversores que puedan estar interesados en tu empresa. Ten en cuenta que este proceso requiere tiempo y que tendrás que hacer un estudio previo de cada inversor porque cada uno invierte en un tipo de empresa y en un sector determinado.

  • Business angel. La inversión puede llegar de la mano de un business angel, es decir, una persona que no solo aporte dinero a tu startup, sino también contactos y experiencia. Son expertos que te ayudarán con su know how.

En la fase de crecimiento de la empresa se dan las llamadas serie A y serie B de la inversión. En la serie A se ofrece la primera vez la empresa a inversores externos y la serie B se da cuando la compañía es rentable y se quiere aumentar el margen de beneficios.

El “valle de la muerte” queda cada vez más lejos y tu empresa ya tiene vida propia y madura a buen ritmo. La incertidumbre nunca deja de existir cuando trabajas por cuenta propia, pero comienzas a sentirte más tranquilo y confiado en el futuro y eso se lo transmitirás a tus posibles inversores.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+