¿Puede crecer tu empresa sin inversión? Growth Hacking


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • ¿Te gustaría que tu empresa creciera con el mínimo esfuerzo y gasto? Es el sueño de todo emprendedor y te contamos todos los secretos.
  • Descubre cómo incluir en tu estrategia digital las técnicas de Growth Hacking y cómo aplicarlas para ir por delante de tus competidores.

En la línea con la metodología Lean Startup, lo que vas a necesitar para hacer crecer tu empresa sin inversión con el Growth Hacking son unos pocos esfuerzos y recursos y una buena dosis de creatividad para generar un gran impacto.

Un verdadero growth hacker lo que hace es redefinir el producto de una startup y la forma en la que se distribuye para que se genere el máximo número de usuarios. El resultado es un alto número de conversiones (por ejemplo, que las personas que visitan tu web dejen su nombre y su correo electrónico).

Precauciones que tendrás que tomar antes de aplicar el Growth Hacking

Aplicar las técnicas de Growth Hacking y que sean efectivas requiere tomar algunas precauciones previas como las siguientes:

  • Verificar que tu producto realmente cubre una necesidad y hay personas dispuestas a pagar por él. El famoso mantra del emprendedor: testar y corregir.
  • Hacer que tu producto sea escalable, es decir, que se puedan aumentar los beneficios sin reinvertir grandes sumas en infraestructuras, por ejemplo, mediante la internacionalización.
  • Tener un cliente ideal, del que sepas todo y al que le hayas puesto hasta nombre y apellidos.

¿Qué técnicas de Growth Hacking puedo aplicar en mi startup?

Ya tienes las bases sobre las que construir tu estrategia de crecimiento, así que llega el momento de elegir la mejor técnica de Growth Hacking. Te proponemos las siguientes:

  • Utiliza el email marketing. En el marco de tu estrategia de marketing online puedes utilizar el email marketing. No se trata de enviar muchos emails con un montón de texto e imágenes, utiliza los correos para crear expectación con textos cortos, que generen curiosidad y visitas a tu web.
  • Crea un producto freemium. Muchos productos o servicios tienen una versión gratuita con ciertas limitaciones y una versión de pago con la que puedes disfrutar de todas las funciones. Dropbox es un producto freemium, por ejemplo.
  • Comparte tus contenidos varias veces en las redes sociales. Ten en cuenta que, por ejemplo, Twitter es una red en la que publicas algo y pasados unos segundos ya está obsoleto. Si no repites la publicación estarás perdiendo seguidores y posibles compradores.
  • Ofrece sorpresas a tus clientes. A todos nos gusta recibir regalos, ¿qué te parece obsequiar con un ebook gratis a alguien que se suscribe a tu blog?
  • Juega con la escasez y con el límite de tiempo. Es probable que hayas visto en muchas webs expresiones como “Últimas unidades” o “La oferta se acaba mañana”. Son técnicas de marketing que impulsan a comprar y que pueden hacer aumentar tus ventas.

El Growth Hacking es legal mientras no se produzcan robos de datos sin consentimiento, por ejemplo. Sin embargo, tienes que tener cuidado de no resultar insistente con tus clientes y de no molestar, puesto que conseguirías el efecto contrario: perder clientes y frenar tu crecimiento.


Infografía


Descargar todo el contenido en PDF


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+