Las claves del lanzamiento del Producto Mínimo Viable


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • El lanzamiento de un Producto Mínimo Viable se basa en un mantra:”Release early, release often” (en español: “Lánzalo pronto, lánzalo a menudo”). Te contamos en qué consiste.
  • Tu Producto Mínimo Viable debe darte la información necesaria para medir si interesa a tus clientes, si cambiarían algo y si pagarían por él. Después vendrá el momento de medir y tomar una decisión.

Tal y como describíamos en el post anterior el Producto Mínimo Viable (PMV) es un prototipo de tu producto que tiene las funcionalidades mínimas para poder presentarlo a tus clientes y analizar si tiene interés.

El MPV encaja dentro de la llamada metodología Lean Startup y Eric Ries (creador de la metodología) lo define como como una versión parcial de un producto que se orienta a descubrir de forma rápida qué pide el cliente.

La agilidad como clave

Las metodologías que apuestan por la agilidad, como Lean Startup, a la hora de emprender, utilizan un mantra que dice:”Release early, release often“. Este mantra quiere decir que debes lanzar tu producto lo antes posible y que, a partir de ese momento, deberás relanzarlo con frecuencia.

Sin embargo, en el lanzamiento debes tener cuidado y no ver solo las perspectivas a corto plazo o dejarte llevar por las exigencias de los usuarios. A continuación, te detallamos los pasos a seguir.

¿Qué pasos sigo para el lanzamiento del Producto Mínimo Viable?

El lanzamiento de tu PMV requiere una cierta planificación para poder medir posteriormente y que los datos sean útiles. Puedes seguir los siguientes pasos para el lanzamiento:

  1. Elige el tipo de Producto Mínimo Viable que vas a lanzar

    Tal y como hemos visto en el post anterior existen varios tipos de Producto Mínimo Viable entre los que puedes elegir: test de humo, maqueta, video, entrevistas a clientes, test A/B y crowdfunding. El tipo que elijas dependerá del negocio que quieras desarrollar. Por ejemplo, si quieres vender un vehículo de transporte novedoso lo más adecuado es que utilices una maqueta.

  2. Selecciona el momento oportuno

    No esperes a tener un producto perfecto, ni inviertas demasiado tiempo en el lanzamiento. Debes comprobar tus hipótesis lo antes posible para poder decidir si pivotar o perseverar.

    En relación al momento del lanzamiento tendrás que considerar aspectos como los siguientes:

    • La estacionalidad. Una empresa que quiere dedicarse a vender viajes de esquí no puede lanzar el producto en pleno verano, sino que tendrá que esperar a que empiece el invierno.

    • La ventana de oportunidad. Analiza si el mercado está preparado para tu producto. Puede que tengas que esperar a que se abra la ventana de la oportunidad. No es aconsejable esperar mucho para evitar a la competencia.

    • El sector en el que vas a trabajar. Por ejemplo, si quieres abrir una casa rural, uno de los mejores momentos para empezar es la primavera. Podrás aprovechar las vacaciones de Semana Santa y luego llegar al punto más alto que será el verano.

    • Elige el medio que vas a utilizar para el lanzamiento del PMV. En función del tipo de PMV que hayas elegido podrás utilizar un medio u otro para el lanzamiento. Por ejemplo, una campaña de email marketing, publicidad en Google Ads o en redes sociales (como Facebook Ads o Twitter Ads).

    • Utiliza la segmentación. Con independencia del medio que elijas para el lanzamiento debes realizar antes una labor de segmentación del público al que te diriges, además de crear un mensaje atractivo para tus potenciales clientes.

      La segmentación consiste en dividir el mercado en segmentos o grupos de clientes potenciales. Para crear estos grupos puedes utilizar criterios como:

      • Datos demográficos: edad, sexo, nivel de estudios y de ingresos, tipo de trabajo.
      • Datos geográficos: población, ciudad, país.
      • Datos sociales y culturales: hobbies y gustos culturales.

      La medición de la repercusión del lanzamiento en tu segmento de clientes la puedes realizar a través de la aplicación de Google Ads o de Facebook Ads, que te aportarán datos como:

      • Qué alcance ha tenido la publicidad.
      • Cuántas personas han hecho clic en el enlace.
      • Cuántas personas han dejado sus datos.
      • Qué tipo de clientes se ha interesado más por tu producto o servicio.
  3. Lanza tu Producto Mínimo Viable

    Llega el momento de comprobar si todas tus hipótesis son ciertas o no. Lanza tu PMV teniendo en cuenta todos los pasos anteriores y mide los resultados en función de las claves que te damos en el siguiente post.

  4. Si necesitas apoyo recurre a una incubadora o aceleradora de empresas

    Puede que el lanzamiento del Producto Mínimo Viable te resulte complicado y no sepas cómo enfocarlo. Si necesitas ayuda puedes acudir a una aceleradora o incubadora de empresas. Te ayudarán en el proceso de definición de tu idea de negocio y de lanzamiento, con formación, asesoramiento o mentoring.

Emprender es siempre un riesgo, vivirás en una continua incertidumbre hasta que tu negocio se asiente y pase de ser una startup a una empresa. Por ese motivo debes estar preparado tú y preparar a tu equipo para gestionar la falta de seguridad y los cambios.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+