Si tienes una empresa, debes medir para crecer. Identifica tus métricas


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Saber si una estrategia empresarial ha funcionado analizando los indicadores de resultados es prioritario y posible con los KPI.
  • Descubre cuál es el motor de crecimiento de tu empresa midiendo aspectos clave.
  • ¿Quieres saber qué indicadores de resultados usan emprendedores reales? ¿Cómo eligieron estos KPI concretos? ¿Qué les han aportado? Descúbrelo en un nuevo vídeo testimonial de nuestros emprendedores aquí.


Muchos mercados en la actualidad son océanos rojos en los que la competencia es feroz y donde para lograr una cuota de mercado hay que luchar. En esta situación, poder medir los resultados de las acciones que tomes, compararlas con indicadores de resultados con análisis de tu competencia; y actuar en consecuencia, es una ventaja competitiva.

Según un estudio realizado por PwC, una de las firmas de consultoría de las Big Four, solamente el 29% de las grandes decisiones de negocio se toman a partir de análisis de datos.

Es hora de integrar la intuición y el análisis de datos con los KPI para tomar decisiones eficaces en tu empresa.

“Medir es el primer paso, pero luego tenemos que transformar los datos en conocimiento” Ismael Teijón, Demium.

 

¿Qué es un KPI? Trabaja con indicadores de resultados

Un KPI (Key Performance Indicator) es una métrica con la que podrás cuantificar los resultados de una acción o estrategia empresarial, teniendo en cuenta los objetivos que hayas fijado. Medirás el porcentaje de consecución, que es el formato más simple y claro que existe como indicador de resultados.

Imagina que utilizas Facebook en tu estrategia de marketing online para aumentar las visitas a la web de tu empresa. Si quieres saber si las acciones que realizas son efectivas tendrás que medir:

  • Los nuevos seguidores que has logrado (número de fans).
  • Los potenciales clientes que llegan a tu web desde Facebook (conversión de la red social a tráfico).
  • Los leads que completan tu formulario de información (conversión a leads).
  • Las publicaciones que más se comparten, las que más “Me gusta” consiguen y las que más se comparten (engagement).
  • Cuántas conversiones a ventas has logrado en tu web.

“Hay que separar métricas de indicadores de desempeño. Manejamos más de 400 métricas, pero sólo 14 KPI” Jorge Cantero, Cuidum.

 

Estos KPI te ayudarán a determinar cuál de las estrategias, campañas o contenidos está funcionando mejor y, por lo tanto, podrás apoyar tu toma de decisión en la inversión, qué temáticas te ofrecen más leads para crear más contenidos sobre ellos, etc.

Beneficios que aportan los KPI a tu empresa

Un KPI es fundamental en tu empresa y en su crecimiento, y te ayudará a lograr los siguientes beneficios:

  • Crear una compañía centrada en la consecución de resultados. Disciplinada y acostumbrada a medir sus logros de forma continua.
  • Conocer a tus clientes y su satisfacción respecto a lo que vende tu empresa.
  • Introducir técnicas y tecnologías innovadoras y de una forma ágil, conocer si funcionan.
  • Controlar la productividad de tu empresa, para saber si es correcta o puede mejorarse.
  • Elaborar previsiones de futuro para crear tácticas de crecimiento de tu sociedad.
  • Y ante todo: control.

El universo startup es un universo cambiante que te obligará a una adaptación casi diaria, pero tener el conocimiento que te proporcionan los KPI y, sobre todo, crear una compañía enfocada a objetivos puede ser la clave para tu éxito.

Para poder obtener estos beneficios debes elegir bien los KPI adaptados a tu empresa y a cada aspecto de la misma (marketing, ventas, recursos humanos y financiero, entre otros).

¿Cómo elijo los KPI para medir mi empresa?

Para responder a esa pregunta, te tienes que hacer antes otra: ¿cuáles son tus objetivos empresariales?

  • ¿Captar más clientes?
  • ¿Aumentar las ventas?
  • ¿Retener al personal de tu empresa?
  • ¿Elevar la productividad?

En función de tu objetivo concreto tendrás que elegir uno o varios KPI que reúnan una serie de características:

  • Debe ser relevante para tu negocio

    Los KPI que elijas deben ser congruentes con tu estrategia de negocio. Si no, no tendrán valor y utilidad.

  • Mejor calidad que cantidad

    No utilices muchas métricas, solo aquellas que sean clave para tu empresa.

  • Basado en datos actualizados y correctos

    Un KPI que se basa en datos obsoletos no tiene sentido. Asegúrate que los datos que utilizas son correctos y actuales.

  • Medible

    El KPI que elijas debe ser medible en números o moneda.

  • Acotado en el tiempo

    Debe expresar claramente el periodo de tiempo que mide y podrá ser periódicamente utilizado.

“Nuestras métricas, al vender viajes, son muy estacionales” Javier Arias, Friki Trip.

 

Además, los KPI normalmente se dividen por áreas o departamentos y el focus o estrategia de cada uno de ellos:

  • La estrategia de marketing: número de visitas de la web, tasa de rebote o nuevos seguidores en redes sociales, por ejemplo.

  • La estrategia de ventas: tiempo medio para lograr una venta, facturación media por venta, gasto para lograr un cliente.

  • La estrategia de recursos humanos: absentismo, plazo para lograr objetivos, índice de retención de talento, accidentalidad.

Los KPI te darán una visión global de tu negocio que te permitirá tomar decisiones más eficaces y enfocadas a optimizar todos los recursos que tengas a tu alcance, tanto para arrancar como para lograr un crecimiento sostenido.

“Al principio hay una parte de intuición importante, pero más allá de eso, las métricas se convierten en lo más importante” David Bernabeu, Citibox.

 


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+