Tu equipo necesita objetivos: cómo organizarlos en una startup cambiante


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Todos los objetivos de tu startup deben partir de la idea de que el rumbo del negocio puede cambiar en cualquier momento, por lo que el análisis de resultados debe ser rápido y low cost.
  • No todas las personas pueden trabajar en una startup, necesitarás a personas que se comprometan con la filosofía startup y que se adapten a cambios continuos. En este vídeo, te enseñamos cómo lo han hecho algunos emprendedores.


Trabajar sin objetivos es hacer algo a ciegas y sin sentido. Un objetivo te permite tener el foco claro y que todas tus acciones y las de tu equipo se dirijan hacia el mismo punto.

“Los valores es lo que nos une, por lo que hay que creer en ello” Julio Braceli, Demium.

 

Actúa como un líder, diseña objetivos y motiva a tu equipo para que los consiga.

“La misión es el ADN de la empresa y tiene que conectar con los valores” Julio Braceli, Demium.

 

¿Cómo debe ser un objetivo?

Tus objetivos deben ser SMART para que sean eficaces. Esto quiere decir que tendrán que tener las siguientes características:

  • Specific (específico). No basta con establecer que quieres más clientes para tu startup, debes definir cuántos, en cuánto tiempo y cómo los vas a conseguir.
  • Measurable (medible). Tu objetivo debe ser medible en euros, porcentajes o números, por ejemplo.
  • Attainable (alcanzable). Tendrá que ser un reto motivador y a la vez realista.
  • Relevant (relevante). Deberá aportar un valor a tu empresa.
  • Time framed (acotado en el tiempo).Fija el momento en el que tendrás que haber alcanzado el objetivo: ¿un mes, tres meses, final de año?

El proceso para fijar objetivos

Para que tu objetivo sea eficaz y te ayude a lograr el éxito de tu startup, tendrás que dedicar tiempo a definirlo. Puedes utilizar los siguientes pasos para definirlo:

  • Deja volar tu imaginación

    Reflexiona individualmente y con tu equipo sobre lo que quieres lograr y no pongas límites a tu creatividad. ¿Cómo ves el futuro de tu statrup? ¿Cómo quieres que sea? ¿Dónde te gustaría estar dentro de un año?

  • Involucra a tu equipo

    Permite que tu equipo aporte ideas sobre los objetivos a conseguir y la manera de hacerlo. Si forman parte de la decisión final se identificarán más con el negocio y se creará un sentido de pertenencia al grupo.

Yo quería una empresa en la que a mí me hubiese gustado trabajar hace 10 años cuando trabajaba para otras personas” Jorge Cantero, Cuidum.

 

  • Establece límites mínimos

    Si fijas un aumento de las ventas de un 25% en un año, ¿es suficiente que crezcan un 20% o un 15%? Los mínimos deben ser consensuados con tu equipo.

  • Fija qué acciones se van a hacer y quién las va a hacer

    Si quieres aumentar tus ventas ¿qué acciones puedes realizar? ¿Bajar precios, hacer ofertas, captar nuevos clientes, crear productos complementarios?

    Cada persona tiene habilidades diferentes y como líder de tu startup debes ser capaz de detectarlas y potenciarlas. Cuando fijes las habilidades de cada uno, el reparto de las acciones saldrá solo. Ten en cuenta también que es fundamental la capacidad de aprendizaje y de cambio.

  • ¿Cómo vas a medir?

    Si fijas objetivos y luego no mides a lo largo del camino, a medida que se realizan las acciones o al final, no sabrás si has alcanzado la meta que te has propuesto. Para medir tendrás que establecer cómo medir y ahí entra en juego el concepto del KPI.

    Los KPI (Key Performance Indicator) son métricas que se utilizan para conocer datos como la productividad o la eficiencia de una empresa. Conocer esos datos te ayudará a saber si estás acercándote a tus objetivos o debes cambiar algo.

    Los KPI que elijas dependerán de tu objetivo y del área de la empresa en la que se vayan a aplicar. Algunos ejemplos de KPI son los siguientes:

    • Tiempo medio que se tarda en lograr una venta.
    • Facturación media por venta.
    • Coste de adquisición de cada cliente.
    • Número de visitas a tu web.
    • Porcentaje de aumento de la facturación en un mes.
    • Conversiones en un plazo de tiempo determinado en tu web.

¿Qué ocurre si no alcanzo el objetivo?

La incertidumbre forma parte de la vida de una startup, es su día a día. Si no alcanzas tu objetivo debes analizar las causas y saber si se pueden corregir o si es necesario cambiar radicalmente tu idea de negocio.

Para ayudarte en la definición de tus objetivos y de tu modelo de negocio puedes recurrir a una aceleradora de empresas. Te aportarán formación, asesoría a emprendedores y posibles inversores.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+