Dentro de un año no reconocerás tu empresa, y ¡menos mal! El arte de pivotar


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • ¿Vas a continuar con una idea de negocio que no funciona? Descubre el arte de pivotar.
  • Aprende en qué consiste pivotar una startup, cómo y cuándo hacerlo y casos reales de emprendedores que han pasado por ello en este vídeo.

Si has escuchado hablar del método Lean Startup y de Lean Canvas, seguro que sabes lo que significa pivotar una startup. Crear una empresa es siempre una incertidumbre y en el caso de las startups es necesario que, además, se adapten rápido a los cambios de mercado.

Pivotar significa cambiar algún aspecto de tu idea de negocio inicial o modificarla por completo.

“Pivotar es aprender” David Bernabeu, Citibox.

 

¿En qué momento pivotar una startup?

Es difícil establecer el momento preciso en el que tienes que pivotar, pero pueden existir algunos elementos que te den la voz de alarma:

  • No tienes claro cómo ganar dinero con tu idea de negocio. Puede que no hayas realizado el estudio previo necesario y diseñado un plan de negocio, ni hayas validado tu idea.
  • Has pasado de un producto gratuito a uno de pago y tus clientes han desaparecido. Monetizar tu producto no es sencillo, a lo mejor a tus clientes les gusta, pero no están dispuestos a pagar. Entonces, tiene que cambiar algo.
  • Te has centrado demasiado en el desarrollo del producto o del business plan, en lugar de centrarte en ver si tu producto es viable creando un producto mínimo viable.
  • Simplemente, has perdido la ilusión.Si tu motivación ha desaparecido, no podrás transmitírsela a tu equipo ni a tus clientes, así que ha llegado la hora de pivotar.

“El 20% de las startups normalmente pivotan en sus inicios” Julio Braceli, Demium.

 

¿Cómo pivotar tu startup?

Una vez que tengas claro que ha llegado el momento de pivotar, puedes seguir los siguientes pasos para hacerlo:

  • Reconoce tu problema. Antes de nada, debes analizar muy a fondo qué es lo que no funciona y por qué. Además, tienes que ser consciente de que tienes un problema con solución.
  • Busca ayuda. Una aceleradora de empresas o una incubadora de empresas pueden ser muy útiles en estos casos para no perder el foco y saber cambiar.
  • Escucha al cliente y al mercado. No dejes de validar tus hipótesis de negocio, de crear y testar para poder medir.
  • Cambia. En base a los resultados del análisis que hayas hecho podrás introducir un cambio, puede ser más o menos radical dependiendo de lo que no funcione y de lo que sí.

“Una startup tiene un concepto de dinamismo extraordinario” David Bernabeu, Citibox.

 

Casos reales en los que pivotar fue un éxito

En la realidad muchos emprendedores se dan cuenta de que sus negocios no funcionan tal y como los han creado y deciden pivotar. Estos son algunos casos reales:

De The Point a Groupon

Inicialmente Groupon era una plataforma de compras sociales que se llamaba The Point. No tuvo mucho éxito y sus creadores decidieron pivotar y crear una plataforma de ventas con límites en unidades y en tiempo. La escasez funciona.

De Air Bed and Breakfast a Airbnb

Todo empezó con la idea de alquilar una cama en la casa de los fundadores durante una convención en San Francisco en la que no había plazas de hotel. Continuaron con esa idea sin mucho éxito, hasta que recibieron ayuda y se dieron cuenta de que el negocio estaba en poner en contacto a propietarios privados de casas y a turistas.

“El primer producto que vendimos probablemente sea 3 veces más caro que el ticket medio actual” Paco Tormo, Singularu.

 


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+