7 diferencias fundamentales entre NAS y SAN

Las necesidades de almacenamiento digital de las empresas son enormes. No solo hablamos de necesidades cuantitativas, como espacio de almacenamiento, la variabilidad de las fuentes de datos o velocidad de adquisición de estos, como sucede cuando trabajamos con Big Data. También hemos de preocuparnos por la seguridad y tener en cuenta las normativas de protección de datos. En cada vez más escenarios, la solución no son los tradicionales discos duros. Para el sector empresarial, existen dos soluciones, diferentes, pero complementarias, que nos ayudan a mantener los datos seguros frente a desastres externos o errores internos. Son las arquitecturas NAS y SAN, de las que hablamos a continuación.

Leer más

Infografía – Casos de uso de NAS y SAN

NAS (Network Attached Storage) y SAN (Storage Area Network) son diferentes soluciones de almacenamiento en red que nos permiten cubrir necesidades distintas y, en ocasiones, puede no resultar fácil saber cuándo usar una u otra. En esta infografía, identificamos una serie de casos de uso habituales para SAN y NAS, de modo que podamos sacar el máximo partido a las características de cada una de estas soluciones. Y si quieres más información sobre estas arquitecturas de almacenamiento, te puede interesar el artículo 7 diferencias fundamentales entre NAS y SAN.
Leer más

Whitepaper – Todo lo que necesitas saber sobre Cloud Storage

Con Cloud Storage o Almacenamiento en la Nube, la información se almacena en equipos lógicos, generalmente administrados por proveedores como Arsys. En este este whitepaper, te explicamos las diferentes características y tecnologías de las soluciones Cloud Storage, para que puedas elegir la solución de almacenamiento que mejor encaja con las necesidades de tu proyecto.

Leer más

¿En qué consiste el Almacenamiento Definido por Software?

El Almacenamiento Definido por Software (o SDS en sus siglas en inglés) desvincula el software de almacenamiento de los dispositivos de almacenamiento subyacentes. Es decir, separa el software de almacenamiento de su hardware. Eso lo hace creando una capa de administración de software virtualizada que funciona por encima del hardware de almacenamiento. El SDS se ejecutará en cualquier sistema estándar del sector, pero el software no depende del hardware propietario, lo que se convierte automáticamente en una de sus grandes ventajas, puesto que otorga una enorme flexibilidad y capacidad de escala.

Leer más