Encuestas online

Encuestas online: cómo crearlas para mejorar la tasa de respuesta

En este post queremos abordar un tema interesante para obtener un valioso feedback por parte de los usuarios de los productos y servicios online, que consiste en realizar encuestas. Estas encuestas son muy importantes para conseguir entender a los usuarios y tener capacidad de mejora en los aspectos que resulten más importantes para ellos. Si haces o planeas hacer encuestas online queremos darte algunos consejos para mejorar la tasa de respuesta.

¿Qué es una encuesta online?

Comenzamos definiendo qué es una encuesta online y por qué son importantes para los negocios.

Una encuesta online es una herramienta de recolección de datos que se realiza a través de Internet, generalmente por medio de una página web. Este método permite obtener información valiosa de un público objetivo de manera rápida. Además, si somos capaces de formular bien la encuesta, es un método muy eficiente para obtener un feedback muy valioso.

Las encuestas online se utilizan frecuentemente en todos los negocios donde atendemos usuarios a los que no conocemos de tú a tú. También son muy frecuentes en implantación de estrategias de marketing para evaluar la satisfacción del cliente.

¿Cómo crear una encuesta online para mejorar la tasa de respuesta?

Uno de los asuntos que resultan más importantes a la hora de preparar las encuestas es realizarlas de modo que obtengamos una buena tasa de respuesta. Vamos a ver unos consejos para conseguir mejorar este aspecto.

Objetivos claros y definición del público objetivo

Como todo en la vida, debemos tener muy claros nuestros objetivos para conseguir acercarnos a los resultados deseados. Las encuestas online no son una excepción. Además de tener bien definidos estos objetivos debemos saber cuál es el público objetivo de la encuesta para realizarla de modo que sea relevante para ellos. 

Estos aspectos son clave para conseguir que la encuesta resulte efectiva, que sus respuestas sean válidas para cubrir nuestros objetivos y que los usuarios nos presten su tiempo para contestarlas.

Diseño atractivo y navegación intuitiva

Es importante que la encuesta tenga un aspecto estéticamente atractivo, o al menos correcto, para que nuestros usuarios se sientan cómodos al realizarla. Debe de ser usable para facilitar que las personas las puedan responder de manera intuitiva y no sentirse confundidos al intentar darnos sus respuestas.

En ese sentido es importante diseñar una interfaz limpia y una navegación intuitiva. Gracias a una experiencia de usuario positiva conseguiremos incrementar la tasa de rebote.

Formulación y redacción de preguntas efectivas

Las preguntas deben redactarse de manera cuidada. Deben ser concisas y directas, evitando realizar preguntas ambiguas o sujetas a interpretaciones variables.

Incentivos y reconocimiento a los encuestados

Todo lo anterior es muy importante, pero a veces, la clave entre una encuesta que se responda mucho y otra que pase desapercibida es ofrecer incentivos a los usuarios.

Dependiendo del negocio en el que estemos involucrados, los incentivos pueden variar. Algo típico en las tiendas online podrían ser descuentos en futuras compras o sorteos. Para sitios basados en contenido se podría ofrecer contenido exclusivo. En un sitio basado en servicios se podría incentivar a los usuarios regalando unos meses o semanas de prueba.

Personalización y adaptación de la encuesta online

Puede resultar un trabajo más laborioso, pero si conseguimos personalizar la encuesta es altamente probable que se pueda mejorar su tasa de respuesta, ya que las personas sentirán que resulta más relevante para ellos.

Algunas personalizaciones posibles serían adaptar el lenguaje utilizado, las preguntas incluidas en la encuesta o, en casos muy especiales, podría variar incluso el diseño de la interfaz.

Pruebas antes del lanzamiento de la encuesta

En la medida de lo posible, se pueden realizar pruebas antes de lanzar la encuesta al público general. Las pruebas las podemos hacer de muchas maneras, desde algo más manual, dirigido a algunas personas específicas, a algo más automatizado, seleccionando previamente un subconjunto limitado de los usuarios. 

Estas pruebas serían esenciales para identificar y corregir posibles errores en la implementación de la encuesta. Nos puede ayudar a saber si somos lo suficientemente claros y concisos en las preguntas o incluso si existe algún tipo de problema técnico con el funcionamiento de la aplicación.

Optimización continua de la encuesta en tiempo real

No nos debemos olvidar de la posibilidad de mejorar las encuestas en tiempo real para realizar optimizaciones una vez lanzada la encuesta. En ese sentido, podemos monitorear el desempeño para detectar posibles problemas, de modo que podamos realizar los cambios adecuados para mejorar todavía más las tasas de respuesta.

Análisis y acciones basadas en los resultados de la encuesta online

Una vez recopilados los datos, lo más importante es poder usarlos para extraer las conclusiones que nos ayuden a cubrir los objetivos iniciales de la encuesta online. Para ello, tenemos que analizar los datos recopilados y, a la vista de ellos, planificar las acciones necesarias para mejorar los procesos de la empresa, sus productos o las estrategias.

Acciones a evitar a la hora de crear las encuestas online y mejorar la tasa de respuesta

Ahora vamos a enfocar estas mismas estrategias pero por el lado opuesto, intentando ver cuáles son los errores que no debes cometer para que tus encuestas online tengan altas tasas de respuesta.

Falta de objetivos claros: preguntas ambiguas y mal definidas

Si no tenemos los objetivos claros es muy difícil que podamos llegar a concretar una encuesta efectiva, apareciendo con mucha probabilidad preguntas ambiguas o mal definidas. Incluso aunque consigamos que tenga buena tasa de respuestas, es posible que si no hemos planteado bien los objetivos de la encuesta, los resultados obtenidos no sean de gran ayuda.

Interfaz desordenada y difícil de navegar

Si queremos desalentar a nuestros usuarios para que no realicen la encuesta, una interfaz desordenada y difícil de navegar es un excelente argumento para abandonarla. Por supuesto, no queremos que esto ocurra.

Preguntas excesivamente largas o complejas: riesgos de pérdida de interés

Las preguntas deben tener la longitud adecuada para hacernos entender sin caer en el error de hacerlas demasiado largas o complejas. De hecho, las preguntas que funcionan bien son aquellas que se consiguen leer de un solo vistazo y que se entienden al instante.

Asimismo, tampoco debemos concentrar demasiada cantidad de preguntas en la misma página. Si la encuesta es especialmente larga, es conveniente dividirla en bloques.

Falta de incentivos atractivos

Es verdad que podríamos conseguir usuarios que rellenen nuestras encuestas simplemente porque quieren ayudar a que nuestros productos y servicios sean más efectivos. Sin embargo, la ausencia de incentivos a las personas que van a recibir la encuesta puede reducir significativamente la tasa de respuesta. 

Sobreutilización de preguntas obligatorias

Debemos hacer un correcto equilibrio entre las preguntas obligatorias y las preguntas opcionales, de modo que cada usuario pueda llegar hasta el punto en el que considere oportuno a la hora de ceder su tiempo respondiendo. 

Las preguntas opcionales pueden significar una vía de escape para los usuarios con más prisa y motivo más para que nos respondan.

Falta de pruebas y validación antes de lanzar la encuesta

Un error muy habitual es lanzar las encuestas sin haber evaluado su buen funcionamiento. Esto puede ser especialmente problemático cuando los envíos se han realizado mediante una lista de correo y no podemos modificar el contenido de los mensajes.

Ignorar comentarios y retroalimentación

Las pruebas de validación de la encuesta deben ofrecernos bastante información sobre las cosas que podemos hacer para mejorar su efectividad y la tasa de respuesta. Es importante tomar las medidas oportunas para corregir la encuesta antes de hacerla llegar a los usuarios.

Falta de análisis de datos y acciones posteriores

Una vez realizada la encuesta, es muy importante que analicemos debidamente los datos obtenidos. Podemos considerar esta fase como la más importante en realidad, ya que es la que justificará el esfuerzo de haber realizado la encuesta y el tiempo de nuestros usuarios para responderla.

Ese análisis debe servirnos para planificar acciones futuras, mejorar las estrategias de la empresa y aumentar la satisfacción de nuestros clientes.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
Gratis
Consigue tu backup ahora