Maltratar la contratación, la mejor manera de saber que todo va bien en una tienda online


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Antes de lanzar una aplicación web, es de vital importancia que la sometamos a todo tipo de pruebas para testarla concienzudamente. Las tiendas online no son una excepción, para lo que deberemos comprobar  diferentes combinaciones y entresijos del site con el interesado objetivo de que falle por cualquier sitio y podamos arreglarlo a tiempo. En definitiva, maltratarla todo lo posible hasta que nos aseguremos que pasa con éxito cualquier prueba de estrés. En este artículo, nos centraremos en los diferentes puntos que conviene tener en cuenta en los tests de una tienda online, tanto antes de llevarla a producción como en las pruebas periódicas que debemos hacer de vez en cuando, una vez publicada.

Configuración y opciones de los productos

Comprueba que los productos están correctamente configurados y que incluyen las opciones que tenías en mente en los prototipos:

  • Estar en el inventario y con disponibilidad.
  • Activar o no los comentarios/clasificaciones para cada uno.
  • Comprobar medidas y/o peso y asegurar que se realice correctamente el cálculo de los portes en función de ello, teniendo en cuenta también el destino del envío.
  • Que las imágenes que se muestran sean las correctas.
  • Introducir los productos en las categorías adecuadas.
  • Envoltorios de regalo.
  • Idiomas.
  • !Atención a que los precios sean los acertados!

Promociones y cupones

Si queremos ofrecer a nuestros usuarios ventajas al comprar en nuestra tienda, deberemos comprobar que las promociones y cupones están correctamente activados y, además, configurarlos para que nuestros clientes puedan insertarlos sin ningún problema. Los principales puntos que tendremos que comprobar son:

  • Código.
  • Tipo de cupón (descuento, regalo, portes gratis, etc.).
  • Importe del cupón.
  • Descripción.
  • IDs de Producto.
  • Número de usos / Límites /Caducidad.
  • Renovaciones en caso de servicios que los necesiten.
  • Aplicación de los descuentos en el sistema de facturación y emisión de facturas.

Campos del formulario

Verificar que todos los datos que introducimos en un sistema son correctos es fundamental para que cualquier aplicación de venta online funcione correctamente. También debemos impedir que el sistema se alimente con datos incorrectos introducidos a través de los campos de los formularios. Así que debemos prestar especial atención a:

  • El tipo de dato que va en ese campo.
  • Dejarlo o no vacío (campos obligatorios).
  • Campos relacionados.
  • Máximo número de caracteres y que estos coincidan también con los que tenemos en los campos de nuestras bases de datos.

Como ejemplo práctico de comportamientos que tenemos que vigilar especialmente: si en el  campo Contraseña del registro de usuarios hemos puesto 10 caracteres, debemos poner  los mismos caracteres en el de la base de datos, como mínimo. Este es un error más común de lo que parece y puede hacer que el usuario desespere a la hora de identificarse en la web. O si sucede lo mismo en otro campo, puede provocar que no se muestren correctamente en el sistema de envíos (calle, población, etc.) y den lugar a confusión en la entrega.

Navegadores y formatos

Si queremos llegar al mayor público posible y que visiten nuestra tienda online, nuestro sitio debería de verse perfectamente desde cualquier navegador o dispositivo. Por eso, es importante realizar un exhaustivo test desde todos los dispositivos y configuraciones probables:

  • Todos los navegadores de escritorio posibles y en diferentes resoluciones de pantalla.
  • Sistemas operativos diferentes (Windows, Mac OX, Linux, Android, iOS, etc.).
  • Dispositivos móviles (teléfonos y tablets).

También conviene tener en cuenta televisores y consolas, ya que cada vez están teniendo más importancia en los hábitos de consumo de los internautas.

Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta dentro del site es qué sucede si retrocedemos directamente en el navegador y cómo afecta al comportamiento del carrito y de la interfaz cuando borramos productos o nos salimos a otra sección del menú directamente, sin seguir los pasos del camino de contratación.

Métodos de pago

Las formas de pago son uno de los puntos clave en cualquier contratación online y, por tanto,  debemos prestarle especial atención en nuestros test.  Con cierta regularidad, hay que comprobar que la tienda realiza bien las transacciones en todos los métodos de pago y que las diferentes pasarelas (interna/pago/envío) están bien integradas y todas las posibilidades y sus diferentes dependencias funcionan correctamente. Por ejemplo, en el caso de los sistemas de pago digitales como PayPal hay que prestar especial atención a la información suministrada desde la contratación y la navegación a través de las diferentes ventanas externas, además de la pantalla de vuelta a nuestra tienda online.

Tipos de cliente

Debemos de tener en cuenta, y revisar en todos los supuestos, los tipos de clientes que pueden acceder a nuestra tienda. ya que el camino de contratación puede variar dependiendo de cada caso: ¿es un cliente nuevo?, ¿está ya registrado?, ¿tiene precios especiales por su relación histórica con nosotros?….  El ejemplo más claro lo vemos con los clientes nuevos, de los que no conocemos sus datos de  pago y envío, pero es una información que sí tenemos en nuestro histórico de cada cliente.

También hay otros aspectos determinantes , como los tipos impositivos o los sistemas de envío, ya que los costes finales pueden variar dependiendo de los países y productos o servicios concretos que comercialicemos. Por ejemplo,  en el caso de la  normativa fiscal de productos y servicios digitales que entró en vigor en 2015. ¡Nuestras pruebas de contratación deberían contemplar todos esos supuestos!

Y, ya desde el punto de vista del negocio, también conviene que consideremos los diferentes perfiles de nuestros clientes, ya que marcarán su comportamiento:

  • Cliente ya fidelizado. Es con el que debes de comunicarte por todos los canales que tienes a tu alcance y el que te puede ayudar con sus opiniones.
  • Clientes que buscan descuento.  Solo buscan el descuento en momentos puntuales de rebajas y pueden ser propensos a las devoluciones.
  • Clientes de paso. Tienen un objetivo de compra o de curiosidad, por lo que tienes una buena oportunidad de fidelizarlo.
  • Clientes por necesidad. Son clientes que necesitan comprar algo  y no lo hacen por impulso. Aunque generalmente son de compra única, si quedan satisfechos pueden llegar a incluirse en nuestra lista de clientes fidelizados.

Venta cruzada

La venta cruzada consigue que un cliente que compra o va a comprar adquiera más productos relacionados. Y ahí, por ejemplo, tendremos que vigilar las asociaciones de los productos. Es decir, si vamos a comprar una cámara, que la tienda nos sugiera también diferentes tipos de objetivos, baterías, cables, fundas, etc. y que sean los más adecuados para el producto concreto. Normalmente en tiendas basadas WooCommerce o en PrestaShop, la opción Productos relacionados o similar está activada por defecto, pero si hablamos de una tienda a medida deberás de comprobar que los productos sugeridos aparecen correctamente.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *