Cuatro pasos iniciales para comenzar a vender online tus productos en el extranjero

El mercado internacional tiene un gran potencial para el desarrollo de nuestro negocio en Internet. Al vender en otros países, aumentamos la cantidad de clientes a los que podemos alcanzar y ponemos nuestro negocio en “el siguiente nivel”. ¿Cómo podemos hacerlo? Nuestra solución de eCommerce Tienda Online te ofrece todo lo que necesitas para comenzar a vender en el extranjero: las divisas más importantes, métodos de pago y opciones de envío internacionales, etc.Pero, antes de comenzar a vender en el extranjero, sentemos las bases de nuestra internacionalización apoyándonos en los cuatro pilares que detallamos a continuación.

 Elige un país o destino concreto

Elegir uno entre todos los países posibles parece una decisión complicada. Así que tendremos que analizar lo básico: ¿Tu web es visitada desde otros países? Para contestar esta pregunta, Google Analytics puede ser la mejor solución.

Si la respuesta es sí, estamos en el buen camino. ¿De donde son la mayoría de tus visitantes? ¿de Francia?, ¿de Alemania? o ¿de Reino Unido? Entonces, esos son los países y zonas de influencia donde probablemente deberías enfocarte.

¿Y si tu negocio no está recibiendo tráfico de visitantes extranjeros aún? Entonces, es el momento de pensar en un nuevo objetivo de negocio y avanzar en ese sentido. Quizá quieres empezar a vender en Portugal, (porque es un país cercano), Francia (porque controlas el idioma) o te estás planteando empezar a vender en Alemania porque es un país donde el comercio electrónico está en auge.

De cualquier manera, analizar los mercados siempre te dará la mejor respuesta para tomar una decisión.

 Analiza los mercados

Cuando se trata de vender en otros países, es esencial comprender los mercados donde quieres invertir y ajustar tus acciones de marketing y esfuerzos de ventas a las expectativas de los clientes internacionales. Para ello, debes realizar un análisis exhaustivo de la competencia y comprender quiénes pueden ser tus competidores potenciales en otros países.  Es aconsejable comprender el marketing mix, las cuotas de mercado y el posicionamiento para poder hacernos una idea de qué necesitamos exactamente para tener una ventaja competitiva.

Por ejemplo, Google Global Market Finder es una herramienta que nos puede indicar la dirección a seguir. Nos proveerá de datos sobre los mercados que están creciendo, se encuentran saturados o en retroceso.

Adapta el contenido de tu sitio a tu nuevo público

¿Cuantas veces nos hemos quedado boquiabiertos al ver un sitio web que está traducido de una manera extraña? ¡No comentas el mismo fallo! Si no adaptas correctamente tu Tienda Online a los visitantes extranjeros, es muy probable que los pierdas. Es imprescindible traducir el contenido de tu tienda de la manera más precisa posible pensando en el país donde quieres vender. En la medida de lo posible, evita traducciones literales o herramientas de traducción automáticas, ya que te arriesgas a tener frases sin sentido en tu web lo que hará que tus clientes duden de tu profesionalidad.

Es importante localizar tu sitio y tu negocio al nuevo mercado para facilitar la experiencia de compra a los nuevos clientes. Pero la localización de nuestra oferta online no se refiere exclusivamente a la correcta traducción de un idioma. Hay que tener en cuenta la elección de un contenido y una proposición de venta lo más ajustada posible a las diferentes culturas, y también elegir el nombre de dominio más adecuado (los dominios territoriales o las nuevas extensiones son una buena opción). Además, también necesitas adaptar los precios de tus productos a las nuevas divisas y mercado tanto como informar en tu web sobre las formas de pago y métodos de envío que ofreces a cada país.

No olvides que, al igual que sucede  en el mundo offline, el aspecto cultural también es fundamental a la hora de plantearnos vender en el extranjero a través de Internet.

De cara a la promoción, también tendremos que prestar atención a las palabras claves correctas teniendo en cuenta el objetivo de nuestros clientes potenciales. Google Adwords: Keyword Planner nos puede ayudar a evaluar ciertas palabras clave para diferentes países y ver si son suficientemente buenas para  posicionar nuestra tienda de la mejora manera.

Revisa tu nueva web

¿Has terminado? Entonces asegúrate de que no has olvidado nada en tu camino a la internacionalización. Revisa minuciosamente y prueba a hacer una compra como si fueras un visitante de un país extranjero. ¿Funcionó todo correctamente? ¡Felicidades!

¡Sólo una cosa más! No olvides que cada país tiene sus reglas y leyes. Por ejemplo las condiciones de devolución, impuestos y restricciones publicitarias. Asegúrate de que conocer las diferencias entre unos países y otros y prepara correctamente la página de términos y condiciones. Por ejemplo, si vendes servicios digitales, te pueden resultar útiles estos artículos sobre la normativa fiscal; y si vendes electródomésticos, también conviene que le eches un vistazo a este otro artículo sobre el etiquetado de eficiencia energética.

Una vez ya has hecho esto, estás preparado para vender en el extranjero. No te preocupes si no ves un gran aumento de ventas de inmediato. Empezar a vender fuera de tus fronteras debe ser algo lento pero seguro. ¡Dale una oportunidad y pasa tu negocio al siguiente nivel!

Nuestra Tienda Online te permite tener soporte de múltiples idiomas, ofrecer tus productos en diferentes monedas e incluso aplicar impuestos específicos dependiendo del territorio donde quieras vender tus productos. !Te puede resultar útil este vídeo del webinar Internacionalización en Comercio Electrónico!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn