Tres leyes del marketing tradicional que también aplican al SEO

3 leyes del marketing tradicional para el posicionamiento SEO

Consultores como Al Ries y Jack Trout desarrollaron algunas leyes del marketing tradicional que  pueden encontrarse fácilmente detrás el éxito o fracaso de muchas estrategias empresariales… Si profundizamos en ellas, nos daremos cuentas que también pueden aplicarse al posicionamiento SEO.  Al fin y al cabo, muchas iniciativas para mejorar el SEO y ocupar las primeras posiciones en un buscador son fácilmente comparables con las acciones que realizan las empresas para entrar en la mente del consumidor y que perciban su producto es un número uno.

A continuación, comparamos tres de las 22 leyes inmutables del marketing con el posicionamiento SEO:

1. La ley del Liderazgo.

“El mejor es el primero, no el que mejor tenga el producto”. Si eres el primero, entras antes en la mente del consumidor que el que tiene el mejor producto. Al igual que en el posicionamiento en los buscadores, de nada sirve tener la mejor página si no estás entre los 30 primeros resultados.
Se han realizado diversos estudios para saber qué poder de atracción influía en los usuarios al mostrar una web en la primera posición en los buscadores. En ellos se presenta una página de resultados de un buscador para determinada cadena y una inmensa mayoría hace clic en el primer resultado. Y si se cambiaban los resultados de búsqueda,  los usuarios siguen seleccionando la primera opción. Esto demuestra que la calidad de la página es independiente a que los usuarios accedan a las que se muestran en la primera posición.

2. La ley de la Categoría.

“Si no puedes ser el primero en una categoría, crea una segunda en la que lo puedas ser”. Antes de lanzar un producto, debemos preguntarnos si este puede ser el primero en su categoría y si no, debemos plantearnos, en qué categoría puede serlo.
En el posicionamiento SEO, al estar tan saturados algunos mercados, el primer puesto es un objetivo casi imposible. Si abrimos, por ejemplo, un hotel en Madrid y queremos competir en el primer puesto con la frase “hoteles en Madrid”, seguramente sea un caso perdido, porque también será el objetivo del resto. Pero si lo hacemos con unas palabras clave menos saturadas como por ejemplo “hoteles de lujo en Madrid”, seguro que tenemos más opciones a estar en ese primer puesto.
Aquí un primer puesto nos va a traer menos tráfico, pero si nuestro hotel entra dentro de esa categoría, vamos a tener más visitantes que se conviertan en clientes. Al fin y al cabo, es lo que nos interesa.

3. La ley de la División.

“Con el tiempo, una categoría se dividirá y se convertirá en dos o más”.
La evolución de las categorías irá hacia una mayor segmentación y debemos anticiparnos para tratar de ser los primeros en esas nuevas categorías.
Las búsquedas en Internet también han ido evolucionando a lo largo del tiempo. Hace años, lo habitual era usar una única palabra en las búsquedas, pero hoy los usuarios han madurado y segmentan más sus búsquedas para que sean más eficientes, así que aumentan el número de palabras en las cadenas de búsqueda.  Frases como por ejemplo “cursos” han dejado de utilizarse tanto para dejar paso a cadenas más concretas, como “cursos para empresas”, “cursos para autónomos” o “cursos para pymes”.
En las tendencias que tiene el mercado hay que estar atento a los cambios y elegir las categorías en las que queremos destacar.
La elección de las palabras clave para estar destacados en las primeras posiciones dentro de los buscadores es lo más importante en nuestra campaña de marketing. Aún más, el nombre de dominio que elijamos para nuestro proyecto online es fundamental. Aunque no podemos predecir si la elección resultará ganadora, sí que podemos saber dónde la competencia es más frágil, lo que nos permitirá apostar con más fuerza y mejores resultados.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *