Claves para crear un buen cuestionario web

Como vimos en el artículo Cómo conocer al público objetivo de tu web, los formularios son una herramienta muy útil para conseguir datos de nuestros usuarios y mejorar nuestras acciones de promoción. Por ello, el diseño del cuestionario debe realizarse de manera que nos proporcione la información que necesitemos y que nos permitirá tener respuestas de utilidad para nuestro negocio. En este artículo nos centraremos en cómo preparar las preguntas para obtener los datos más relevantes de nuestro público, algo especialmente útil para las páginas que venden online.

Aunque podamos obtener algunos datos a través de los logs, para conseguir información de calidad necesitaremos que nuestros usuarios se tomen un tiempo (valioso para ellos y para nosotros) en contestar a nuestro formulario, que puede seguir estas recomendaciones.

  • El primer paso es plantearse el objetivo que buscamos en el cuestionario  y que todas y cada una de las preguntas estén encaminas a ese mismo  objetivo: conocer qué opinan de nuestra web, de nuestro servicio de entrega… Es habitual que, ya que estamos, añadamos preguntas “por si acaso” que acaban por limitar el éxito del cuestionario o cuyas respuestas sencillamente no se utilizan, por lo que tendemos que tener especial cuidado.
  • Para empezar, debemos explicar a los usuarios el motivo de la encuesta que estamos realizando. Si el encuestado encuentra un tema afín a sus gustos será más probable que decida ayudarte con sus respuestas. Además, es importante decir quién está detrás de la encuesta, si muestras bien quién eres y lo que pretendes, obtendrás un ratio superior de formularios completados.
  • ¡Cuidado con los condicionantes! En el primer momento en el que planteamos una pregunta y elegimos las palabras, estamos condicionando las respuestas. Por ejemplo, si pedimos una valoración del 1 al 5, nos encontraremos con muchas respuestas de 3 y no sabremos qué opinan realmente los usuarios. A la hora de pedir valoraciones, una de las opciones más utilizadas es recurrir a los códigos de colores verde/rojo para identificar positivo y negativo.
  • Otra cosa importante es hacer ver al usuario que sus datos personales van a ser respetados. Cada día hay más gente que se preocupa por la confidencialidad de sus datos, por lo que debemos de dejar claro que no vamos a entregar estos datos a terceras partes.
  • Ve de lo más general a lo particular, e intenta evitar cuestiones sensibles o superfluas. Dependiendo de tu público objetivo tendrás que saber cómo dirigirte a él y que tipo de vocabulario utilizar.
  • Las preguntas deben ser lo más cortas posibles. No digas en cincuenta palabras lo que puedes expresar en diez. Si existen dos enunciados similares, elimina uno de ellos.
  • Utiliza un lenguaje sencillo. Cuanto más claras y sencillas las preguntas, mejor. Tampoco queremos que el usuario se sienta saturado y deje el formulario a medias.
  • Existe una relación directamente proporcional: a mayor número de preguntas, menor participación. Si la encuesta tiene que ser larga habrá que estructurarla bien, definir las secciones y dejar espacios en blanco entre éstas para que no quede recargada.
  • Dejar una o más preguntas abiertas permitirá al usuario explayarse en la contestación y darnos una información sincera y de calidad. No fuerces a que sea un campo obligatorio. En las preguntas cerradas con varias posibles contestaciones crea un menú desplegable para facilitar la tarea al usuario.

Por último, dos recomendaciones: no pongas la opción de Borrar datos  al lado de Enviar cuestionario y, cuando termines el cuestionario pide a varias personas que lo hagan para ver posibles errores.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *