Migrar una web a Webmaker

¿Por qué traer tu web a Webmaker?

Si tu web está gestionada por una empresa externa o un diseñador freelance, seguramente en algún momento te habrás encontrado con alguna de estas dificultades:

  • Que te imponen gastos de mantenimiento o facturas altas para realizar modificaciones en tu web.
  • Que los plazos que te dan para hacer cambios son excesivamente largos (incluso cuando se trata de modificaciones pequeñas: como actualizar tu teléfono o el copyright en tu web…).
  • Que, en ocasiones, cuesta que entiendan lo que quieres y debes pasar por varias propuestas hasta lograr el resultado deseado.

Con Webmaker te evitarás estos problemas ya que serás tú mismo quien tenga el control total sobre todas las decisiones de la página, de una manera muy sencilla y con el asesoramiento de los profesionales de Soporte Técnico de Arsys.

A todo esto hay que sumarle que:

  • Siempre tendrás lo último en funcionalidades para tu web y servicios adicionales, ya que, constantemente, estamos añadiendo mejoras y novedades a nuestros productos.
  • Dispondrás de servicios asociados a Webmaker, como por ejemplo correo con tu nombre de dominio para tu web. Esto te permite crear cuentas con aspecto más profesional, como juan.martin@tudominio.com
  • Tendrás la tranquilidad de no preocuparte por actualizar el software, o pensar en el plan de hosting, etc… Porque webmaker tiene incluido todo esto.
  • No tendrás que pagar por tu dominio jamás, mientras tengas el Webmaker.

¿No te parecen suficientes razones para traer tu dominio a Webmaker?

Cómo traer tu web usando el migrador

Si, actualmente, tienes una web en otro proveedor, seguramente te interese traspasar los contenidos de la misma a tu nuevo Webmaker.

Cuando entres por primera vez a Webmaker, tienes que:

  • Elegir el diseño de partida que vas a querer utilizar. Igual quieres que respete la tónica de tu  web actual o prefieres aprovechar para empezar de cero.
  • El siguiente paso es seleccionar la opción  «Importar los contenidos anteriores del sitio web«. Sólo tienes que indicar la URL donde está alojada la web actual.

  • Webmaker procederá a analizar tu web. Importará textos, páginas e imágenes.
  • Aunque es muy probable que la web resultante no esté perfecta al cien por cien, y tengas que retocar algún detalle, seguro que ahorrarás mucho tiempo y tendrás un gran punto de partida.

Traer tu web de forma manual

Diseño
Lo primero que debes hacer es elegir un diseño que se ajuste a tus necesidades: puedes ser uno parecido al que tenías anteriormente o directamente seleccionar un nuevo diseño que te guste para tu web.
Dispones de diseños personalizados por sectores y también de diseños genéricos aplicables a cualquier tipo de web. Podrás elegir el que más te guste desde el apartado “Diseño” de la pestaña “Estilo/ detalles”.

Posteriormente, desde los apartados “Colores” y “Fuentes” podrás personalizar el estilo general del diseño.

Estructura
Para mantener el mismo orden de la estructura que tenías en tu web, simplemente tendrás que copiarlo e incorporarlo a webmaker.
Webmaker trae, por defecto, una estructura de páginas que puedes modificar. Solo pulsa en el botón “Editar” que se encuentra en la esquina superior derecha del menú “Estructura del sitio web”.


En “Editar” podrás añadir, eliminar y modificar la estructura de las páginas de tu web, e incluso podrás moverlas para organizar tu menú de navegación y para definir submenús. Para ello, selecciona la página deseada y, usando los botones de cursor en la esquina inferior izquierda, podrás subirla o bajarla para cambiar el nivel de navegación a subnavegación, y viceversa.

Cuando añadas o edites páginas de tu estructura, se desplegará un nuevo formulario en el que podrás poner nombre a la nueva página y, opcionalmente, definir una URL específica, título del explorador, descripción y palabras clave. Cuando hagas clic sobre “Aceptar”, tu página se habrá guardado automáticamente.


Textos
Lo siguiente que deberás hacer es copiar los textos de tu anterior web y trasladarlos a la nueva.
Selecciónalos de tu actual página y con las teclas Ctrl + C o pulsando el botón derecho de tu ratón y seleccionando en el menú que aparecerá la opción “Copiar”.

Posteriormente, pégalo en un documento (por ejemplo, Word). Te recomendamos que al pegarlos no mantengas estilos (negritas, cursivas,…) ya que te pueden dar problemas al pegarlos después. Para eso, una vez pegado el documento en Word, te recomendamos que en elijas la opción “Conservar sólo texto”.

Una vez dispongas de todos los textos en tu documento, podrás copiarlos y pegarlos en las páginas de webmaker que hayas creado.

Cuando estés editándolos, podrás modificar el formato de todos los textos a tu gusto con la barra de utilidades que te aparecerá con las opciones habituales de un editor de texto.


Imágenes
Otra de las cosas que querrás mantener de tu anterior web serán tus imágenes.

Si no dispones de los archivos originales, siempre podrás copiar las imágenes de tu web, pulsando botón derecho sobre ellas y guardándolas en tu ordenador.

Cuando tengas todas, deberás añadirlas a la biblioteca de webmaker.

Para ello, accede a la opción “Administrador de archivos” del apartado “Imágenes y vídeos” en la pestaña “Administrar contenidos”.

En la ventana que aparecerá después, podrás arrastrar y soltar, una a una, las imágenes que quieras subir a tu webmaker desde tu equipo.

Una vez hayas subido tus imágenes a la biblioteca, insertarlas será tan fácil como ir a la página de tu webmaker donde quieres poner esa imagen, arrastrarla del apartado “Imágenes y vídeos”…

… y soltarla en la posición de la web donde querrás insertarla.

Publicar

Una vez que ya tengas la página a tu gusto, podrás ver una versión preliminar de la misma pulsando en el botón “Vista previa” y, una vez esté terminado, ya sólo quedará publicarla pulsando en el botón “Publicar”.

Cómo traer tu dominio

Si en estos momentos tienes una web, es muy probable que esté asociada a un dominio, por ejemplo: http://www.tudominio.com

Para que tu webmaker sea accesible desde el mismo dominio, deberás trasladarlo a arsys, para que nosotros lo gestionemos. Además, recuerda que, mientras mantengas tu webmaker asociado a ese dominio, las renovaciones serán gratuitas.NOTA IMPORTANTE: Antes de comenzar con el traslado de tu dominio, debemos recomendarte que tengas preparada y publicada tu página con webmaker y creadas las cuentas de correo con las mismas direcciones que tuvieras en tu anterior proveedor. De esta manera, cuando el traslado se efectúe, no perderás visitas a tu web ni correos electrónicos.

Normalmente, para evitar problemas, es recomendable hacer estos procesos al principio de vacaciones, puentes o fines de semana, o cualquier otro momento donde creas que puede bajar el nivel de visitas a tu página o correos a recibir.

Para comenzar con el proceso de traslado deberás acceder al panel de control de tu webmaker y en el apartado “Asociar dominio” deberás introducir el dominio que quieres trasladar en el apartado “Domino:” y pulsar en “Asociar”.

Te informará de que el dominio está ocupado y te preguntará si es tuyo y si deseas continuar con el proceso de traslado.

Este proceso te enviará al carrito de la compra de arsys donde confirmarás la contratación del traslado de tu dominio de manera gratuita.

Inmediatamente recibirás un email de arsys que contendrá una URL, el nombre del registro de dominio y el código de autorización Auth Code necesario para hacer el traslado de dominio desde tu proveedor.
Cuando el titular del dominio haya dado su autorización a trasladar el dominio, se solicitará la transferencia al actual registrador a través de la entidad responsable de dicha extensión (por ejemplo, Red.es para los dominios .es).

En las 24 horas siguientes, el anterior proveedor debe remitir un mensaje a la dirección de email de contacto del dominio que figura en el Whois. Si el contacto no rechaza el cambio o no hay respuesta a dicho mensaje en 5 días naturales, el dominio se transferirá a arsys.

Dependiendo de la entidad registradora actual del dominio, es posible que en este mensaje se ofrezca además la posibilidad de autorizar expresamente el cambio, lo que permite acelerar el proceso y controlar el momento en que desea realizarlo.

Este último email de confirmación del cambio puede enviarse a varios contactos del dominio, por lo que si creemos que nuestro proveedor actual también ha podido recibirlo es importante avisarle para que no rechace la transferencia.

Una vez que se han comprobado los datos del email y las validaciones del registrador actual, el dominio ya habrá sido transferido a arsys y podrás administrar tu dominio desde el Panel de Control.